22 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez monta una cumbre de emergencia en La Moncloa ante el caos en el PSOE

Rostros muy serios en la bancada socialista tras la intervención de Sánchez. Luego, cumbre del PSOE en La Moncloa.

Rostros muy serios en la bancada socialista tras la intervención de Sánchez. Luego, cumbre del PSOE en La Moncloa.

El presidente convoca a los líderes regionales de su partido en la oposición, todos afines, a una cita en la que reitera su intención de agotar al máximo la legislatura.

Que el PSOE camina en una deriva autodestructiva lo evidenciaban los rostros de los diputados del PSOE, tras el vapuleo dialéctico y político al que han sometido este miércoles en el Congreso a Pedro Sánchez los líderes del PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera.

Y que el presidente del Gobierno no tiene ya más hoja de ruta que prolongar su agonía parlamentaria en el Palacio de la Moncloa lo demuestra la cumbre de urgencia que convocó con los líderes regionales del PSOE que tienen en mayo cita con las urnas autonómicas y municipales, desde la oposición.

Y es que hay dos matices que hablan bien a las claras del caos que viven los socialistas: la cita no ha sido en Ferraz sino en La Moncloa y a convocatoria tan importante no fueron invitados los barones. Ellos concurren a los comicios con mayores riesgos que los citados por su secretario general, el de perder el poder como Susana Díaz.

Con los nervios a flor de piel y el desconcierto -en muchos incluso indignación- por su desconocimiento de los planes a corto del presidente, Sánchez ha querido preparar la "estrategia" de cara a los comicios, según han confirmado fuentes socialistas.

La cita ha tenido lugar en el Palacio de la Moncloa, adonde el máximo dirigente socialista se ha dirigido tras finalizar el pleno monográfico sobre Cataluña y las preguntas de la sesión de control al Gobierno, que se han prolongado más allá del mediodía.

De la improvisación da cuenta un dato revelador: el encuentro se convocó de manera sorpresiva y urgente en la tarde de este mismo martes. Y otras fuentes socialistas consultadas por Europa Press lo han enmarcado no en una cumbre política como sostienen las fuentes antes citadas, más bien "en un encuentro informal entre amigos en la casa del presidente en estas fechas prenavideñas".

Llama la atención que entre estos "amigos", de ser cierta esta versión, no hayan estado ninguno de sus presidentes autonómicos: ni Emiliano García Page, ni Guillermo Fernández Vara, Javier Lambán, Javier Fernández o Ximo Puig han sido invitados a la cumbre socialista.

 

La cara de Sánchez era todo un poema tras el vapuleo al que le han sometido Casado y Rivera este miércoles en el Congreso.

 

Tras escuchar al presidente del Gobierno, asistentes al encuentro se han quedado con una idea clara: Sánchez trabaja con la intención de agotar la legislatura o, al menos, prolongarla todo lo que sea posible "para corregir los recortes de siete años de Gobierno del PP", "diferenciarse de las políticas de la derecha". Así y por este motivo, Sánchez también ha trasladado a sus compañeros de partido la importancia de que el PSOE haga hincapié en la agenda social.

Los líderes territoriales del PSOE que no lideran el gobierno de sus comuniudades y que han acudido a La Moncloa son el gallego Gonzalo Caballero, el asturiano Adrián Barbón (gobierna Javier Fernández pero ha renunciado a presentarse a la reelección), el cántabro Pablo Zuloaga, la vasca Idoia Mendia, la navarra María Chivite, Francisco Ocón -aunque la candidata a la Presidencia de La Rioja en mayo es Concha Andreu-, el madrileño José María Franco, el murciano Diego Conesa, el canario Angel Víctor Torres, el ceutí Manuel Hernández y la melillense Gloria Rojas.

En palabras irónicas de un dirigente socialista, "una auténtica coalición de perdedores".

Comenta esta noticia
Update CMP