08 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Toyota mejora su sistema de supresión de la aceleración con "Big Data"

Con el fin de reducir los accidentes por un mal uso del pedal del acelerador, el sistema puede detectar obstáculos, dejar de acelerar y aplicar los frenos. Su efectividad es de más del 70%.

El fabricante japonés de automóviles Toyota ha desarrollado la segunda generación del Sistema de Supresión de la Aceleración, que tiene el objetivo de prevenir los accidentes graves y de reducir los daños provocados por una mala utilización del pedal del acelerador basándose en información de Big Data. Este sistema cuenta con la función ‘Plus Support’ en los vehículos nuevos y se podrá mantener en algunos modelos que ya están en el mercado como dispositivo adicional al Sistema de Control de la Aceleración por mal uso de pedal del acelerador.

Aprovechan los datos recogidos de vehículos conectados, para ayudar a detectar un funcionamiento anómalo del acelerador y controlar la aceleración. Durante la fase de desarrollo, la compañía tomó como referencia accidentes reales cuya causa se consideraba que había sido un mal uso del pedal del acelerador y, en particular, analizó las situaciones en las que se había pisado el pedal a fondo. Posteriormente, se compararon las características de esas situaciones con los datos recogidos por los vehículos conectados.

Al combinar el sistema Sónar de Separación Inteligente de la marca con la nueva función de supresión de la aceleración, Toyota considera que puede reducir más el número de accidentes provocados por un mal uso del pedal del acelerador en aparcamientos y otros lugares en los que se circula a baja velocidad.  Lanzado en 2012, ayuda a evitar alrededor del 70% de todos los posibles accidentes que se producen por un mal uso del pedal del acelerador. En 2018, comenzó a desplegarse un dispositivo adicional, el Sistema de Control de la Aceleración por mal uso de pedal.

Ambos sistemas ayudan a prevenir accidentes provocados por una aceleración errónea, cuando los sensores detectan obstáculos como una pared o un cristal. No obstante, Toyota prosiguió su trabajo de investigación y llegó a la conclusión de que era necesario desarrollar nuevas tecnologías para reducir el resto de accidentes, incluidos los producidos en situaciones en las que no hay obstáculos físicos, pero se usa el acelerador de forma incorrecta.

No solo para sus vehículos

Toyota no está desarrollando y comercializando estos sistemas de seguridad únicamente para sus vehículos, sino que ha compartido la operativa de la función de supresión de la aceleración con otros fabricantes de automóviles japoneses. Además del ICS, se activa automáticamente al desbloquear las puertas del vehículo. De esta forma, si detecta el mal uso del pedal del acelerador suprime dicha aceleración, aunque no haya obstáculos en la trayectoria del vehículo.

Esta nueva tecnología se ha empezado a utilizar el 1 de julio en Japón en los modelos Toyota Prius y Prius Plug-in Hybrid, aunque la previsión es que este sistema se introduzca próximamente en otros modelos de la gama, como el fenomenal Corolla con doble hibridación, un modelo con el que hemos realizado cerca de 1.000Km la última semana y que nos ha sorprendido por su agrado de conducción en todo momento, especialmente la variante más potente, por su suavidad y eficiencia.

Comenta esta noticia