23 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Dani García se consagra con la tercera estrella en la Guía Michelin 2019

Su reinterpretación de la cocina andaluza ha sido clave para subir a los altares del reconocimiento gastronómico. La península ibérica suma 4 restaurantes con 2 estrellas y añade 25 de una.

Portugal ha acogido por primera vez la gala de presentación de la Guía Michelin, demostrando la importancia de la península ibérica para la “biblia” de la alta gastronomía. Gwendal Poullennec, el Director Internacional de las guías MICHELIN, la ha dejado claro: “Portugal se ha convertido en un destino turístico de referencia y buena parte de ese éxito radica en el auge de su gastronomía. Es cierto que la cocina tradicional lusa siempre ha contado con el beneplácito del público foráneo. Sin embargo, hoy confirmamos un vigoroso impulso en la alta gastronomía de este país”. 

El restaurante Dani García, en la localidad malagueña de Marbella, ha conseguido la codiciada tercera estrella. Los inspectores de la guía han querido destacar que el chef ha obtenido la más alta distinción gracias a su manera única de reformular la cocina andaluza en clave contemporánea, haciendo que cada elaboración narre una historia diferente en base a un producto que enlaza con la tradición local. También han precisado que les ha gustado en particular el juego de contrastes, fiel a la teoría del chef de la “cocina contradicción”, así como la puesta en escena de buena parte de sus platos. Dani también tiene otros proyectos en la ciudad, como Lobito de Mar.

 

Con dos estrellas, y demostrando una evolución imparable de su culinaria, se alzan los Hermanos Torres con su Cocina en Barcelona donde los mediáticos gemelos Sergio y Javier han integrado los fogones en la experiencia culinaria del comensal al convertir su establecimiento en “una gran cocina abierta con mesas”; El Molino de Urdániz en la localidad navarra de Urdaitz, donde el chef David Yárnoz propone, a base de talento y

personalidad, una cocina creativa que exalta los productos de proximidad de la Comunidad Foral de Navarra; y el original restaurante Ricard Camarena de Valencia, que sorprende tanto en lo estético – el restaurante se encuentra en el “Bombas Gens Centre d'Art”– como en lo gastronómico, con una cocina elaborada a partir de productos rigurosamente seleccionados en los cultivos de su entorno.

 

Entre las 25 nuevas incorporaciones que consiguen por primera vez la distinción de una estrella Michelin hay casuísticas para todo. Martín Berasategui suma otras dos a su lista y ya acumula 10. Madrid sigue destacando como ciudad donde la gastronomía hierve y añade 5 nuevos estrellados entre los que están Yugo con su propuesta japo, El Invernadero de Rodrigo de la Calle o El Corral de la Morería, primer tablado flamenco del mundo en conseguirla. La costa mediterránea también demuestra estar a la vanguardia y Calpe suma ya tres locales con estrella tras la llegada de Beat, de José Manuel Miguel y de Orobianco. No vamos a mencionar todos, pero la tónica dominante es que ya no importa donde se lleva a cabo el proyecto digno de distinción, en cualquier rincón, como en El Molino de Alcuneza de Sigüenza, Guadalajara, los críticos encuentran una cocina contemporánea digna de desplazamiento para sus lectores.

 

En Portugal el restaurante Alma de Lisboa, ubicado en el bohemio y turístico Chiado, ha generado una muy buena impresión a los inspectores y sube hasta las 2 estrellas. El chef Henrique Sá Pessoa les ha cautivado con una propuesta muy técnica, divertida y repleta de matices. Cada bocado les ha llevado a viajar en el tiempo y en el espacio, gracias a los sabores tradicionales y auténticos que transportan a parajes mediterráneos o de otras latitudes. En el país luso los restaurantes con una estrella, 3 nuevos, están también en rincones dispersos.

Comenta esta noticia
Update CMP