16 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Gestora examina con lupa cada aval de Sánchez para pillarle en alguna trampa

Pedro Sánchez, en un acto de las primarias del PSOE rodeado de militantes.

Pedro Sánchez, en un acto de las primarias del PSOE rodeado de militantes.

En Ferraz nadie oculta la sorpresa que ha causado la cifra de avales lograda por el exsecretario general, lo que ha dado pábulo a ciertas especulaciones por parte de los susanistas.

Mientras el equipo de Pedro Sánchez asegura sentirse "desbordado" por la reacción de la militancia, en Ferraz este jueves nadie oculta la sorpresa que ha causado la suma de avales logrados por el exsecretario general.

El recuento de los mismos está siendo minucioso. De acuerdo con los datos que se manejan, en esta ocasión, a la hora de firmar avales se ha movilizado más del 60 por ciento de la militancia. En las primarias de las que resultó ganador Pedro Sanchez, en verano de 2014, los militantes que avalaron no llego al 50% de los mismos.

La sorpresa ha sido rotunda. En Ferraz y fuera de la sede socialista se daba por seguro que a lograr avales nadie iba a ganar a Susana Díaz. Lo que no esperaban es que Pedro Sánchez alcanzara -a falta de la verificación y la ratificación oficial- casi 58.000, cifra ésta que lejos de dejarle en mala situación, le coloca en perfectas condiciones para competir y quizás ganar a su archienemiga andaluza.

Desde el equipo de Sánchez se asegura que no han llegado a tiempo para poder ser presentados “muchísimos, muchísimos avales” más

Ambos equipos, los de Díaz y los de Sánchez, reconocen que tradicionalmente quien ha recogido más avales es el que resulta elegido, pero lo cierto es que la exhibición de poderío de Susana Díaz y el apoyo explícito de lo que se denomina aparato, ha impresionado menos de lo esperado a la militancia.

"El partido -se indica desde Ferraz- está extraordinariamente movilizado pero aquí nadie puede hablar de futuro. Todo se sabrá el día 21". No obstante, entre barones y otros cargos del PSOE afines a la lideresa aseguran que "hay que reconocer que lo que se llama aparato ya no es percibido por la militancia como hace unos años". "No inspira el respeto ni la autoridad de hace un tiempo. Ocurre en el PSOE y ocurre en todos los partidos, lo que pasa es que en nuestro caso se nota más", añaden.

Desde el equipo de Sánchez se transmite tanta prudencia como entusiasmo. "La reacción de la militancia está siendo extraordinaria pero algunos se niegan a verlo. Les gusta decir que a los mítines de Pedro vienen gentes de Podemos y no sabemos si alguno vendrá, pero lo cierto es que allí por donde vamos la reacción de los militantes es extraordinaria. En este partido han cambiado mucho las cosas pero algunos no lo admiten".

A la hora de hablar de resultados optan por la prudencia, pero el optimismo ha anidado entre quienes apoyan a Sánchez. "Podemos ganar y si ganamos será un triunfo ganado a pulso. Aquí no ha habido ayuda de nadie", enfatiza a ESdiario un miembro del equipo del exsecretario general.

En este sentido, desde el equipo de Sánchez se asegura que no han llegado a tiempo para poder ser presentados "muchísimos, muchísimos avales". En concreto, desde la ciudad de Ceuta casi un centenar a los que hay que sumar en torno a una treintena más entregados, lo que significa "una clara mayoría, una mayoría si discusión". En Ceuta hay en torno 130 afiliados con derecho a voto.

Una vez cerrado el plazo de presentación de avales, 55 personas están verificando en Ferraz uno a uno los avales presentados por los tres candidatos, "no sea que vaya a haber más avales que militantes". Se van a comprobar identidades y se van a cruzar los propios documentos "por si alguien ha firmado dos veces".

En cualquier caso, a priori, nadie ha cuestionado las cifras aún no oficiales. Ni en el sector de Sánchez ni en el de Díaz se quiere trampa alguna, máxime cuando ambos saben que, en cualquier caso, en este primer paso, Susana Díaz es la ganadora, circunstancia esta que Sánchez daba por descontada desde hace mucho tiempo.

Así las cosas, la campaña -se augura desde los equipos protagonistas- se va a reactivar "más si cabe". En concreto, Sánchez ya tiene diseñada su agenda de fin de campaña: Sevilla, Valencia y Madrid serán las ciudades de sus últimos mítines y cerrará campaña en la capital.

Por otra parte, el debate a tres se celebrará el 15 o 16 de mayo y el mismo será abierto a los medios de comunicación.

La moción de censura se cuela en el debate

En la campaña se ha colado la moción de censura anunciada por Podemos que el presidente de la Gestora, Javier Fernández ha descartado de manera categórica, al igual que Susana Díaz. Mientras que Sánchez ha estado más tibio pero marcando distancias de Podemos.

En estos momentos y de acuerdo con las fuentes consultadas por ESdiario tanto entre susanistas como pedristas, reconocen que, en cierto modo, les ha obligado a modificar algunos mensajes. "No tocaba hablar de ello", dicen desde el susanismo al mismo tiempo que reconocen que "entre la militancia, la posibilidad de descabalgar a Rajoy con una moción de censura tiene su acogida. Pero ahora lo que toca es poner orden en la casa".

Los datos de los avales confirman tanto la fuerte división interna como el hecho de que las certezas del pasado han dejado de serlo

En el equipo de Pedro Sánchez no se hacen ascos a la moción de censura "pero no podemos estar de acuerdo con las formas a las que Iglesias nos tiene acostumbrados".

En este clima, Sánchez va a insistir en el "error" que ha sido la abstención, mientras que Susana Díaz mantendrá su discurso mas institucional, "más PSOE" en la creencia de que "es lo que quiere la mayoría de la militancia que no es otra cosa que reconocerse en el partido que siempre hemos sido".

Superado el primer trance, los datos indican tanto la fuerte división interna como el hecho de que las certezas del pasado han dejado de serlo. "Puede pasar cualquier cosa". Esto es, al menos, lo que se piensa en Ferraz.

Comenta esta noticia
Update CMP