21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez responsabiliza al PP y Cs de salvar su investidura en septiembre

Pedro Sánchez durante la entrevista.

Pedro Sánchez durante la entrevista.

El presidente en funciones abre de nuevo esa vía ante el fracaso estrepitoso de su negociación con Unidas Podemos y culpa a Iglesias de todo lo ocurrido en Telecinco. "No tiro la toalla".

En caliente y transcurridas apenas unas horas desde la amarga derrota sufrida este jueves en el Congreso, Pedro Sánchez se sentó en el plató de Telecinco cuando toda España se hace la pregunta que también algún portavoz le hizo en el hemiciclo: ¿Y ahora qué?

Aunque queda mucha partida por delante en estos dos meses, el socialista deslizó ante Pedro Piqueras por dónde irán los tiros, toda vez que anunció que ni tira la toalla ni se resigna: pretende insistir en la vía de la abstención del PP y de Ciudadanos. Es decir, que la investidura caiga como una fruta madura en septiembre.

"Todos tenemos que reflexionar y el PP y Ciudadanos tienen también que facilitar que pueda haber un gobierno", fue uno de los mensajes que repitió machaconamente el autor del célebre no es no. "Hay que volver al punto de inicio y explorar otros caminos", continuó de forma ambigua pero obvia. 

Y más frases en la misma dirección: "El PP y Cs tienen que poner de su parte para facilitar la constitución de un gobierno"; "No les estoy diciendo a PP y Cs 'oigan, apóyenme' sino que permitan que haya gobierno".

Si alguna sensación dejó el debate de este jueves en la Cámara Baja fue que Sánchez jamás estará dispuesto a pagar tan alto precio por los escaños de Unidas Podemos (una vicepresidencia y tres ministerios) como lo estuvo desde el martes por la tarde y hasta una hora antes de la votación definitiva. 

Con una puesta en escena sin un solo aspaviento, y con voz serena, el presidente en funciones cargó duramente contra Pablo Iglesias y su grupo por impedir "por segunda vez" un gobierno de izquierdas. Nuevamente se olvidó de recordar que entre medias hubo una moción de censura en la que Iglesias hizo mucho para que Sánchez acabara en La Moncloa. Y sin sillones a cambio.

"El señor Iglesias se ha equivocado tremendamente hoy y lamentará el callejón sin salida al que ha llevado a su organización", sostuvo el socialista. Que a renglón seguido acusó al líder morado de pretender hacer un "gobierno paralelo" dentro del suyo.  

"Vamos a trabajar desde hoy mismo", prometió, para hacer "un gobierno progresista que no dependa de las fuerzas independentistas".

Se suponía que la entrevista debía haberse realizado el miércoles, una vez que La Moncloa dio por rotas las negociaciones a última hora de la tarde. De hecho Telecinco llegó a anunciarla. Sin embargo, a última hora Sánchez la canceló por dejar margen para un acuerdo de última hora. 

Lo más irónico es que, a su vez, Iglesias estaba preparado para salir a replicarle en Antena 3. Al ver que el líder del PSOE daba marcha atrás, él también. Una anécdota que resume bien lo rocambolesco de una negociación que, realmente, empezó el martes por la tarde. 

Comenta esta noticia
Update CMP