15 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El presidente del IEF carga contra el sablazo de Sánchez: "Es una aberración"

El presidente del Instituto de Empresa Familiar, Francisco J. Riberas.

El presidente del Instituto de Empresa Familiar, Francisco J. Riberas.

Fracisco Riberas se muestra partidario de que haya un gobierno estable, y cuanto antes, y le recuerda al presidente en funciones que son ellos los que crean empleo y riqueza.



El Instituto de la Empresa Familiar (IEF), que suma entre sus miembros el 11% del PIB español, ha celebrado su reunión anual para mostrar cuál es el sentimiento que tienen los grandes empresarios sobre la evolución de la economía española.

Para ello, celebran encuestas que muestran una honda preocupación sobre la economía este ejercicio, suponiendo un descenso con respecto a las registradas en los dos últimos años. Así, para este 2019 califican los empresarios familiares que la economía tiene una puntuación de 5,64 puntos sobre 10.

De hecho, su presidente, Francisco Riberas, sostiene que la situación de la economía es más preocupante de lo que realmente se está diciendo y calificó, a preguntas de ESdiario, como de auténtica aberración subir los impuestos en este momento. "Las encuestas que hemos realizado entre los miembros del Instituto indican que los empresarios están preocupados y denuncian que en estos últimos tres años no ha habido un acción de gobierno estable", afirmó.

Por ello, continuó, piden que "la formación de un Ejecutivo sea lo más rápido posible, que sea estable y que se afronten las necesarias reformas estructurales que necesita España en el ámbito económico".

La actualidad, que siempre es caprichosa, quiso que llegasen los recelos que manifiesta Bruselas sobre nuestros datos de déficit público, presentador por el Gobierno en funciones, al mismo tiempo que el gobernador del Banco de España, ofrecía una amplia charla a los asistentes a este evento empresarial.

Pablo Hernández de Cos no quiso aventurarse a comentarlos, pero durante su discurso sí que alertó de la elevada deuda pública y del abultado déficit, lo cual puede penalizar mucho a una economía como la española con deficiencias graves en la competitividad.

Riberas, por su lado, ofreció la mano para apoyar a los políticos en la búsqueda de consensos pero recordó que son ellos los que crean empleo y riqueza, y lo hacen cuanto más estable es el escenario y las medidas que se adoptan más favorecen esta tarea.

Solo el 45% de los empresarios, frente al 85% de un año antes, aseguran que habrá en España un moderado aumento de la actividad con una limitada creación de empleo. El gobernador dijo, por su lado, que él sí considera que nuestro país registrará una fase expansiva de la economía los próximos tres años debido a que nuestra competitividad ha mejorado, igual que la situación patrimonial de nuestras empresas, la política acomodaticia del BCE y la política presupuestaria expansiva que se va a llevar a cabo. Lo que contribuirá a disminuir la tasa de paro.

Hernández de Cos advirtió de peligros como el Brexit, retomar políticas proteccionistas internacionales y que el nuevo Gobierno decida vertientes presupuestarias futuras que se alejen de la ortodoxia marcada por Bruselas.

Recordó que la política monetaria se toma para todo el conjunto de la UE y no solo para los intereses de España, por lo que habría que revisar los gastos y los ingresos públicos. Apostó por mejorar la natalidad y las corrientes migratorias no solo para mejorar pensiones sino también las pautas de consumo interno del país.

Mejorar la Educación para adecuar las exigencias de las empresas al mercado laboral, hacer un sistema judicial más eficiente de lo que es y reducir la enorme burocracia legislativa que hay, son solo algunas de las cuestiones de las que habló el señor gobernador.

Para mejorar nuestro país también convendría que la UE implementase un Fondo de Garantía de Depósitos para prevenir futuras crisis bancarias, la Unión del Mercado de Capitales y una mayor integración fiscal para afrontar políticas anticíclicas y que no se haga país a país como se articula hasta ahora.

Entre los asistentes vimos a José Manuel Entrecanales, a Fernando Ruiz, presidente de Deloitte, que como patrocina muchos encuentros informativos ya ejerce de periodista y modera todos los debates que le dejan. También vi a Amadeo Petitbó, catalán no independentista que es capaz de enfrentarse en su lengua vernácula a los que nos acusan de violentos y poco democráticos, o a Mariano Puig, leyenda viva de lo que es la empresa española.

El Gobernador, que con 48 años es el segundo más joven de la historia, no tuvo reparo en enchufarnos una charla en forma de cachopo, que diría mi buen amigo Jorge Cosmen, de más de una hora que nos dejó a todos con ganas de coger la puerta y marcharnos a casa a almorzar.

Comenta esta noticia
Update CMP