20 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ciudadanos da la puntilla a Susana y desata el pánico en el PSOE andaluz

Susana Díaz y el líder de C's en Andalucía, Juan Marín.

Susana Díaz y el líder de C's en Andalucía, Juan Marín.

En plena depresión tras su derrota, la lideresa se ve las caras este miércoles con su socio. Juan Marín estrecha su marcaje y adelanta que va a poner a la presidenta las cosas muy difíciles.

La hoja de ruta que sobre su futuro había preparado minuciosamente Susana Díaz saltó el domingo por los aires hecha añicos literalmente. La presidenta de la Junta había comunicado a los suyos sus planes inmediatos. Ocupar el trono de Ferraz sin descuidar su despacho del Palacio de San Telmo pero delegando cada vez más protagonismo en su vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, y preparando su sucesión al frente del PSOE de Andalucía junto a su guardia de corps, Juan Cornejo y Mario Jiménez, estratégicamente colocado por ella como cerebro gris de la Gestora.

Pero la decisión de la militancia socialista de reponer en su cargo de secretario general a Pedro Sánchez ha descolocado de tal manera a la lideresa que, no sólo noqueada como líder nacional, afronta desde ahora su particular vía crucis institucional y orgánico donde menos lo esperaba, en su hasta ahora incontestable bastión andaluz.

Díaz y el líder de C's se ven las caras este miércoles con una advertencia de Juan Marín: "tenemos que apretar mucho el acelerador"

Por eso, este lunes, nada más llegar a la estación de Santa Justa tras la negra noche madrileña de su derrota, Susana Díaz adoptó de urgencia su primera decisión: convocar el Congreso del PSOE andaluz para los próximos 29 y 30 de julio con el objetivo de blindarse ante la renovada oposición interna que representa el hombre fuerte de Sánchez en aquella tierra: Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

La segunda decisión, aceptar el órdago de su socio de Ciudadanos, Juan Marín, al que recibirá este miércoles para renegociar los plazos y los contenidos de su acuerdo de investidura. Al líder naranja le han entrado ahora las prisas y no se fía del futuro del PSOE-A, por lo que exige un "acelerón", según explican a ESdiario fuentes del partido de Albert Rivera.

De hecho, tras conocerse la derrota de la presidenta andaluza a manos de Sánchez, Marín -a menudo criticado por su complacencia con Díaz, comparado con la actitud de su compañero Ignacio Aguado con Cristina Cifuentes- ha endurecido notablemente su discurso contra su socia. "Es la primera vez que Susana Díaz sufre una derrota importante y esto abre grietas en el PSOE de Andalucía", ha reconocido el líder de C's, muy ácido en las últimas horas.

Y es que, a juicio de Marín, Díaz "debe centrarse realmente" en lo que debe ser su labor, la de presidenta de la comunidad autónoma, "que últimamente ha tenido muy distraída con motivo de este proceso interno". Que Ciudadanos va en serio en este nuevo marcaje a la presidenta da muestras la celeridad con la que ésta ha aceptado la petición de reunión de Marín. Este la pidió el lunes y tendrá lugar este miércoles. "Tenemos que apretar mucho el acelerador para cumplir todos los objetivos que nos marcamos en la investidura", ha advertido Marín.

Por si fuera poco el cambio de actitud de su socio, Susana Díaz va a tener que hacer frente a un endurecimiento de la oposición de Podemos y PP. Los populares preparan ya las elecciones municipales de 2019 y su líder, Juan Manuel Moreno, ha elevado el tono hasta reclamar incluso la salida de la lideresa socialista.

El PP endurece su oposición ante una Díaz más débilLos socialistas de Cádiz exigen revolucionar la elección de los delegados a los congresos federal y regional en el primer desafío interno serio a la lideresa

Este mismo martes, Moreno acusó a Díaz de estar "achicharrada y quemada" y lanzó un ultimátum a la inquilina del Palacio de San Telmo: "Si no se encuentra a la altura de las necesidades de los andaluces tiene un camino muy sencillo: dar un paso al lado".

De esta forma, Moreno reclamó a Susana Díaz que busque a un compañero de su propio partido "que asuma la Presidencia de la Junta y que dedique mucho más tiempo, energía e ilusión".

Y por si fuera poco: un enemigo interno reforzado

Pero, por si fuera poco, desde este martes el socialismo andaluz arde con algunos titulares de la prensa de la región encumbrando al otro gran triunfador de la noche del 21-M: Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, jefe de Estrategia de Pedro Sánchez, enemigo íntimo de Díaz y ya en la carrera para moverle la silla al frente del PSOE-A.

La hora de Gómez de Celis: el hombre de Pedro Sánchez en Andalucía; el irresistible ascenso de Gómez de Celis, Gómez de Celis, el enemigo en casa de Susana Díaz, son algunos de esos titulares con los que la presidenta andaluza se desayunó.

De momento, este mismo martes, los socialistas de Cádiz reclamaron que los delegados a los próximos congresos -el federal y el regional- se elijan teniendo en cuenta los resultados del 21-M y no la actual representatividad del aparato.  Susana Díaz tiene varios frentes abiertos en una situación de inédita debilidad.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia