26 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La mítica sastrería Yusty cierra su tienda de la calle Serrano de Madrid

Vuelve a su ubicación original en la calle Ayala número 20 y alquila su imponente local por más de 90.000 euros.

Yusty, la mítica sastrería madrileña que lleva décadas vistiendo a lo más granado de la capital cierra su tienda de la calle Serrano. Según ha podido saber ESdiario, la familia propietaria ha decidido trasladarse a su ubicación original en la calle Ayala número 20 (en la actualidad allí se encuentra Canali) para reorganizar el negocio.

Como les venimos contando, las grandes tiendas multimarca están sufriendo la presión de firmas internacionales que, incluso incurriendo en pérdidas, deciden apostar por la capital española. Solo así se entiende que por su local en Serrano se estén dispuestos a pagar entre 80.000 y 95.000 euros al mes, punto este que la familia Yusty no ha querido aclarar a este periódico aunque sí se afirma que se establecerá un precio de mercado.

En la nueva ubicación habrá las mismas marcas que la tienda ha trabajado y una parte de sastrería a medida que fue la que dio fama a este comercio. Con menos metros y quizá menos empleados se podrá afrontar un futuro incierto, pues ahora el reto está en saber interpretar cómo quieren ir vestidos los dirigentes españoles.

Parece que la sastrería habitual está dando paso a un estilo más informal en el que las corbatas pueden llegar a sobrar y en el que ir "demasiado" vestido puede suponer más una traba que una ventaja.

Para los amantes de esta firma se anuncia un espectacular outlet en el que se liquidará parte del stock a precios muy razonables. De hecho, ya tienen en la calle Goya esquina con General Pardiñas una ubicación en la que están dando salida a sus piezas, que se anuncia como el más espectacular y generoso que se ha conocido en la capital.

Se estima que para el mes de septiembre se lleve a cabo el mencionado cambio de ubicación. Es una lástima, pues hace no muchos años Yusty anunció su apuesta por las marcas más exclusivas y se acometió una importante obra que la evolución del vestir no ha acompañado.

Ni siquiera la fuerte presencia de turistas en Madrid permite que un negocio con empleados profesionales y bien remunerados consiga dejar un margen de beneficio suficiente para que la familia propietaria pueda cuadrar las cuentas.

Comenta esta noticia
Update CMP