22 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rajoy se borra de la campaña del PP tras el trato que recibió en la Convención

Rajoy durante su participación en la Convención del PP.

Rajoy durante su participación en la Convención del PP.

El expresidente no quiere tener un papel en la campaña de las elecciones municipales, autonómicas y europeas, con todo lo que hay en juego. Cree que ahora la cara la tienen que dar otros.

Mariano Rajoy no quiere tener papel alguno en la campaña de las elecciones municipales, autonómicas y europeas, ni aunque Pablo Casado se lo pida, según trasladan desde su entorno a ESdiario

El expresidente de los populares ha decidido borrarse de la próxima campaña después de ver el trato que se le dispensó en la Convención nacional del PP. En realidad era algo que ya venía mascullando, y el cónclave del pasado fin de semana terminó de convencerle de que es lo mejor.

La organización encajó a Rajoy en una especie de formato de entrevista a cargo de su amiga Ana Pastor, algo que él asumió con total naturalidad porque aunque fue sin ganas a la cita no quería generar ningún lío. Mientras que, a José María Aznar, Casado le cedió todo el escenario y el protagonismo el sábado por la mañana.

No obstante Rajoy no se quejó, e incluso dio las gracias públicamente al presidente del PP por la invitación. con humildad. Y, a pesar de la diferencia de trato, el día de la clausura el aplausómetro alcanzó más decibelios con Rajoy -que ni siquiera estaba ya allí- que con su antecesor, presente en Ifema durante el discurso de cierre de Casado.    

No es que el anterior líder de los populares esté cerrado en banda a mitinear. Si acaso haría una mínima aparición y depende de dónde y con quién, pero algo puntual, nada de continuo. Su teoría es que la cara la tienen que dar ahora otros. 

Y eso que para Rajoy es un esfuerzo cambiar el chip y perderse esta campaña, puesto que lleva cuatro décadas haciendo campañas, desde que empezó pegando carteles en Sangenjo en 1977, según ha contado él en múltiples ocasiones. 

De hecho los mítines, ya fueran grandes o pequeños, siempre han sido una de las cosas que más le gustaban al expresidente de la política. Salir del despacho, el contacto con los militantes y simpatizantes, la adrenalina de los actos del partido. 

Sin embargo, Rajoy tiene asumido que el tiempo de todo eso ya pasó para él. Además, si esta campaña fuera Soraya Sáenz de Santamaría la líder del partido, probablemente él se implicaría mucho más. Pero no es el caso.  

Comenta esta noticia
Update CMP