19 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Éste es el terrorífico panorama que le espera a Sánchez por "ocultar" los EREs

El líder socialista ha tratado de esconder el bulto tras la brutal condena por los EREs. Pero no lo va a lograr. Una batería de medidas le aguardan a la vuelta de la esquina.

Dos semanasde silencio de Pedro Sánchez, con el espinoso acuerdo con ERC sobre la mesa y el reparto con Podemos de cargos en el Gobierno sin una mera mención pública por su parte. Y un tercer asunto, al que el PSOE intenta adormecer por todos los medios consciente del daño que le puede hacer en cualquier momento.

Y es que huele a gato encerrado con los EREs. O al menos eso cree el PP en varios puntos, pero especialmente en uno muy concreto: ¿Por qué se retrasó la difusión de la escandalosa sentencia a después del 10N si el fallo estaba redactado antes?

La pregunta es un runrún constante desde hace días, cuando se dio a conocer el monumental mandoble al PSOE, pero la reacción llega ahora en dos frentes: uno en Madrid judicial y político y otro institucional en Andalucía, donde el Gobierno sigue empeñado en poner toda la luz a este caso de corrupción, tal y como confirman fuentes de San Telmo a ESdiario.

"Han sido muchos años peleando contra los elementos, muy solos y con toda la Junta entorpeciendo todo, pero hemos lanzado decenas de causas judiciales para intentar saberlo todo y ahora los ciudadanos se merecen la verdad completa", explican.

 

La ofensiva, desde Génova, va a ser notable: en cuanto se constituyan las Cámaras, dentro de unos días, se hará comparecer a Pedro Sánchez para dar explicaciones sobre un escándalo que pone en cuarentena a todo el PSOE desde hace lustros: desde Andalucía ha llegado el 20% del total del voto socialista en toda España, y si allí hubo dopaje, benefició al conjunto del partido.

Lo amplían a este periódico fuentes del PP andaluz, absolutamente convencidas de que lo que ha hecho durante años el PSOE en su tierra roza el "fraude electoral": no deja de ser una "financiación" ilegal de los socialistas andaluces, de la que Susana Díaz también se ha beneficiado. "Tiene que dimitir", recalcan.

Pero hay algo más. Esa pregunta sobre el retraso en la que subyace otra: ¿Qué hubiera pasado en las Elecciones Generales si Sánchez se hubiese presentado con la condena a Chaves y Griñán entre tantos otros cargos socialistas? En las filas populares no creen que fuera una casualidad y, para aclararlo, harán algo con pocos precedentes, por no decir ninguno.

Preguntar de manera formal al Consejo General del Poder Judicial, el órgano de dirección de los jueces, clave para incluir en algunas de sus decisiones matices como, por ejemplo, el calendario de emisión de algunas sentencias importantes.

Sánchez no va a tener fácil seguir callado con los EREs. El Congreso y la Junta de Andalucía van a llegar hasta el final

El anuncio ya lo sugirió este fin de semana el secretario general del PP, Teodoro García Egea, pero es Pablo Casado en persona quien ha dado instrucciones a todo el partido de que apriete sin descanso en este asunto. La sentencia le pilló a él en Zagreb, en una reunión de los populares europeos, lo que pudo contribuir a una respuesta inicial menos dura de lo esperado.

Mera sensación. Por dentro, el PP está encorajinado y ve en los EREs la oportunidad de hacer "justicia poética": "Al Gobierno de Rajoy le desalojaron por una sentencia de un caso local de 2003. Los EREs afectan a todo el PSOE", explican fuentes populares a este periódico. 

Un centenar de pruebas

Y lo mismo en Andalucía, donde los populares acumulan más de un centenar de pruebas, indicios y certezas de hasta qué punto el régimen clientelar del PSOE andaluz se sustentó en los EREs: "Es una trama que excede de ahí y lo ha empapado todo", explican, hasta el punto de sospechar que de ahí salió dinero incluso para "alimentar" a formaciones ultraderechistas que minaran el voto a los populares.

"Económicamente los EREs son dos veces el caso Malaya y quince el Pretoria", resumen fuentes del Gobierno andaluz. "Pero políticamente es mucho más. Es un gran fraude sí, pero también y ante todo un gran trama", concluyen.

De momento a Sánchez le ha librado la extraña demora judicial y el respaldo mediático que le acompaña. Pero la historia no ha terminado. Con el Congreso a pleno rendimiento y la Junta de Andalucía volcada en la transparencia, pensar que ha logrado su objetivo de difuminar el escándalo es un exceso. Y en fechas venideras, tal vez, comenzará él mismo a comprobarlo.

Comenta esta noticia
Update CMP