V21: 30 millones y 10 años perdidos

La oposición de los tres grupos que gobiernan el Ayuntamiento de Valencia al proyecto de ampliación de la V-21 ponen en peligro una inversión de 30 millones y supondría “ir diez años atrás”.

Lo ha afirmado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que, en una visita más a Valencia de las que viene prodigando desde que ocupa el cargo, ha mostrado su “enorme sorpresa” por la nueva posición de Compromís, PSPV y València en Comú. La izquierda valenciana -ha asegurado- hasta ahora no le había puesto “ninguna pega”, y ahora ya no hay vuelta atrás. La inversión, después de cubiertos todos los trámites procedimentales, ya no se puede cambiar -como propone el equipo de gobierno municipal-, por lo que existe el riesgo de que se pierda retrotrayéndonos al estado de cosas de 2007.

El ministro ha recordado que Compromís presentó una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de 2017 pidiendo una partida para ejecutar la V-21, una autovía con una intensidad media de 86.000 vehículos al día “al borde del colapso”. Antes, en 2012, Joan Baldoví preguntó al Gobierno en el Congreso por el retraso en las obras de ampliación.

De momento la apertura de sobres para la adjudicación del proyecto, prevista para el 30 de octubre, ha sido retrasada al 13 de noviembre, y según De la Serna no habrá más prórrogas.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP