El PP de Bonig ya tiene candidatos para Gandia, Orihuela y Paterna

La presidenta de los populares puso suspense para decidir el candidato a la alcaldía de Valencia. Lo mismo está ocurriendo con los alcaldables en Orihuela, Ontinyent y Paterna.

Los candidatos a las alcaldías del Partido Popular en los diferentes municipios de la Comunitat están siendo muy "femeninas". Ese era el compromiso de la presidenta de la organización y así está ocurriendo como es el caso en Castellón (Begoña Carrasco), Valencia (María José Catalá) o Torrent (Amparo Folgado).  De los diez municipios más poblados de la Comunidad, el PP mantiene el suspenso sobre quién será el cabeza de lista en tres: Gandia, Orihuela y Paterna. Los tres municipios tienen una importancia estratégica.

La actual portavoz en Paterna, María Villajos, será probablemente la candidata en un ayuntamiento en el que el PP confía recuperar el poder. Los socialistas apuestan por repetir con el actual alcalde Juan Antonio Sagredo, que está en una situación política compleja, tras romper con Compromís, pero sobre todo tiene una situación judicial crítica. Doblemente imputado y con una tercera a la vista tras el pronunciamiento de la fiscalía, Sagredo es uno de los alcaldes que más cobra de la Comunitat al compatibilizar su trabajo (con ausencias notable) en la empresa pública FGV con su cargo de primera autoridad local. 

La opción de que la lista la encabezara un independiente quedó descartada y Bonig ha apostado por Villajos como cartel electoral tras la labor de fiscalización al gobierno socialista que tanto ella como el partido en Paterna está llevando a cabo.

La opción del independiente también se valoró en Gandia. Tras barajarse diferentes cargos, el diputado provincial Guillermo Barber se perfila como la opción más solvente, si bien en la convención de candidatos del pasado fin de semana en Madrid volvieron a sonar los nombres del diputado autonómico Víctor Soler y del secretario local Vicent Gregori. El PP mantiene en Gandía un notable respaldo electoral como quedó demostrado en las últimas elecciones generales al obtener un 38% de los votos, ocho puntos más que la siguiente formación política. 

Discrepancias internas como en Gandia existen en Orihuela con la diferencia de que en la capital de la Vega Baja el PP ostenta la alcaldía. Emilio Bascuñana tiene el apoyo de la dirección nacional, pero no así de la local y de la secretaria general del PPCV, la también oriholana Eva Ortiz. En un sector de las filas populares existe el temor de que nada más que se haga público que Bascuñana será el cabeza de cartel la Fiscalía active el caso sobre su ausencia en el trabajo en su etapa en la Conselleria de Sanidad.

Los socialistas ha roto su discurso de que no incluirán en sus listas a imputados, una vez que han dado el visto bueno al alcalde de Ontinyent y con toda probabilidad al de Paterna o a la alcaldesa de Moncada. Los populares valencianos han marcado la línea roja, si bien para algunos dirigentes las listas no pueden estar haciéndola la justicia. Con las proclamaciones de Gandia, Paterna y Orihuela, el PP cierra sus alcaldables en los diez grandes municipios de la Comunitat.

Comenta esta noticia
Update CMP