Évole, enfadado, amenaza con cortar por lo sano ante una atónita Julia Otero

Jordi Évole no ha encajado bien las críticas.

Jordi Évole no ha encajado bien las críticas.

Al director de "Salvados" no le han sentado nada bien las críticas de algunos consejeros de la Generalitat y políticos de Junts pel Sí, a los que acusa de querer un "minuto de gloria".

Jordi Évole no pasa página. Al director de Salvados le sigue escociendo la última polémica en la que se ha visto envuelta. Tanto que ante su amiga Julia Otero amenazó este martes con no volver a opinar; él que no deja un charco sin pisar. 

Todo empezó el sábado en un concierto solidario en el Palau Sant Jordi. Ante 15.000 personas, el periodista criticó la incompetencia de los gobernantes en la crisis de refugiados. "Yo creo que éste no es solo un problema de competencias, es un problema de incompetencias", señaló.

La Generalitat se dio por aludida y varios de sus consejeros, así como dirigentes de Junts pel Sí y ERC, salieron en tromba en las redes sociales contra Évole. Hasta la portavoz del Govern, Neus Monté, las tildó de "muy injustas" y pura "demagogia". 

Otero llevó este martes a su compañero a Julia en la Onda para hablar de la vuelta de Salvados a La Sexta este fin de semana. La locutora sacó el tema de marras, se solidarizó con él y se sorprendió mucho por la respuesta airada de algunos políticos catalanes, puesto que según ella casi cada semana Évole dice cosas "infinitamente más fuertes".

A lo que el periodista, visiblemente enfadado porque la Generalitat le haya puesto en su diana, respondió suspirando: "A partir de ahora tengo que callarme; la solución es callarme".

Acto seguido Évole criticó que hay consejeros catalanes que donde mejor se defienden es en Twitter y que incluso le han utilizado para buscar "su minuto de gloria". Y les avisó de que seguirá denunciando injusticias. 

Comenta esta noticia