02 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Thais Villas descubre las "borracheras" de Aitor Esteban y Ana Oramas

Thais Villas

Thais Villas

La colaboradora de "El Intermedio" puso contra las cuerdas a varios políticos hasta que consiguió sonsacarles la información que andaba buscando. Unas confesiones que sorprendieron.

Thais Villas ha vuelto a conseguir que algunos políticos le den declaraciones a las puertas del Congreso de los Diputados que no tienen desperdicio alguno. En esta ocasión, la colaboradora de El Intermedio quiso hablar con los diputados sobre el toque de queda, un asunto que afecta a toda la población.

Una conversación en la que Villas indagó en el pasado de los políticos y trató de averiguar qué hacían cuando eran adolescentes. Unas preguntas gracias a las cuales la colaboradora del programa presentado por El Gran Wyoming logró descubrir los secretos mejor guardados de cuando éstos eran jóvenes.

Al hilo del toque de queda implantado en el país, Villas le preguntó a Joan Baldoví, diputado de Compromís, a qué hora le hacían volver sus padre a casa cuando era adolescente. "El último puro que me metió mi padre fue un día que volví a las cuatro de la mañana de una fiesta de verano y al día siguiente me levantó pronto para irnos los dos al campo", confesó.

Por su parte, Juan López de Uralde, diputado de Unidas Podemos, comentó que primero le hacían volver a casa a las diez de la noche, luego a las doce y finalmente terminó volviendo a la hora que quería. Algo totalmente distinto en el caso de Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria, a quienes sus padres le hacían volver a casa a las nueve y media entre semana y a las diez y media los fines de semana. En el caso de Aitor Esteban, portavoz del PNV, éste tenía que volver a casa a las once.

Sin embargo, el político reconoció que hubo una par de veces en las que pilló "un pedal". Una vez cogió una borrachera en Soria y en otra ocasión en una boda. En el caso de Oramas, ésta le comentó a Thais Villas que ella en su época lo que hacía era "mezclar vino seco con vino dulce".

Unas confesiones que no dejaron indiferentes ni a la colaboradora de El Intermedio ni a los espectadores, quienes hicieron que el espacio de La Sexta lograra este jueves un mejor dato que en sus dos programas anteriores. El Intermedio alcanzó un 8,1% de cuota de pantalla y 1.379.000 fieles.

Comenta esta noticia
Update CMP