26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez fracasa de nuevo y todos se le adelantan en el remedio al coronavirus

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Se llegó tarde para atajar el virus pero el futuro no se plantea mucho más alentador. Sánchez sigue a la cola de los dirigentes europeos y ni siquiera ha podido comprar vacunas.

España sigue a la cola de los países europeos y es que Sánchez está tan enfrascado en las fases y en solucionar sus problemas internos, que ha pasado por alto la posibilidad de firmar un contrato conjunto con varios países europeos para la compra de vacunas contra el coronavirus, lo que permitiría volver a la normalidad cuanto antes.

Y es que, Alemania, Francia, Italia y Holanda ya han firmado un contrato de compra conjunta por valor de 400 millones de euros con la compañía farmacéutica británico-sueca AstraZeneca, que está diseñando una vacuna, la AZD1222, que aún no está lista, pero que permite tener asegurado el suministro en cuanto esté disponible.

 De hecho, el ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, ha asegurado que "hay algunos enfoques muy prometedores y queremos ponerlos a disposición de nuestros ciudadanos lo antes posible", esperando además, que Europa se ponga a la cabeza en la compra de vacunas para afrontar la pandemia de forma común. 

Sin embargo, a pesar de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que "hay un acuerdo en Europa de ir juntos" puesto que "hay una conciencia amplia de que tiene que haber una vacuna lo antes posible para garantizar un uso equitativo", parece que otros países ya le han tomado la delantera.

De hecho, ya desde el PP se han lamentado de que "nuestro país esté perdiendo liderazgo a escala europea, después de que hace unas semanas España tampoco pasara a formar parte del Comité Científico del COVID-19" lo que a su juicio está evidenciando el "fracaso" de Sánchez.

Pero no sólo los países europeos han invertido en esta vacuna, sino que la compañía también ha recibido 1.200 millones de dólares de los Estados Unidos, garantizándose 300 millones de dosis, al igual que India, que ha firmado un contrato para la adquisición de 1.000 millones de vacunas.

De hecho, ya son muchos los países que están aportando dinero a los laboratorios para poder tener derecho a una opción de compra preferencial que permita inmunizar a la mayor parte de la población frente al coronavirus, como Estados Unidos, que además de apostar por la firma sueca, también ha invertido en otra compañía francesa, Sanofi, por lo que tendrá un acceso rápido al haber invertido en ella.

Aún así, parece que la vacuna no estará disponible hasta dentro de varios meses y el país que tenga a su disposición suficientes dosis para la población podrá esquivar volver al confinamiento, evitando la parálisis de la economía, aunque, de nuevo, parece que España no está entre ellos.

Comenta esta noticia