Eva Baró: “Si se valoraran resultados se prorrogaría la concesión del Hospital"

Eva Baró conserva la esperanza de que se prorrogue la concesión de la gestión del Hospital de Torrevieja

Eva Baró conserva la esperanza de que se prorrogue la concesión de la gestión del Hospital de Torrevieja

La Gerente del Hospital de Torrevieja y del Departamento de Salud 22 mantiene la esperanza de que la conselleria se replantee la reversión y prorrogue la concesión de la gestión sanitaria

El anuncio de la Consellía de Sanidad sobre el inicio de los trámites para la reversión de la gestión del Hospital de Torrevieja está generando la frustración de muchos sectores. El gobierno del Botànic sigue con su hoja de ruta ideológica sin contemplar los exitosos datos del grupo Ribera Salud en el departamento 22 y sin tener en cuenta la situación de pandemia que atravesamos, cuando sería deseable que centrasen sus esfuerzos en motivar a los sanitarios, en vez de generar incertidumbre entre los profesionales y los pacientes de esta área.

Hoy hablamos con Eva Baró, Gerente del Hospital de Torrevieja y del departamento de salud 22. Atienden a una población que vive diseminada en urbanizaciones y zonas turísticas, además de los vecinos de las ciudades de la zona. Entre sus pacientes hay 138 nacionalidades y más del 30% son población mayor de 65 años, cuando la media de la Comunidad Valenciana es del 16 % de personas mayores y más de la mitad de las consultas se atienden en inglés.

El Hospital Universitario de Torrevieja está considerado como el más eficiente de la Comunidad Valenciana, en satisfacción de pacientes y trabajadores, en menores plazos de espera y en mayor eficacia en la atención sanitaria.

- ¿Le ha sorprendido el anuncio de la reversión?

Siempre está la esperanza de la renovación, por la situación actual epidemiológica, pero también por los excelentes resultados que aportamos. En Ribera Salud tenemos firmado un contrato de 15 años más 5 de prórroga. Han pasado 14 años y ahora nos dicen que este será el último año de nuestra gestión, hasta el 15 de octubre de 2021. Tenemos la esperanza de que pudiéramos llegar a algún tipo de acuerdo y prorrogar esos 5 años que todavía están reflejados en el contrato.

- ¿Es una mala noticia?

Es una noticia mala y triste. Yo llevo 14 años en el departamento, desde que abrió el hospital. Aquí no había ningún hospital, solo había centros de salud, y después de todo el trabajo realizado, de todos los resultados y del esfuerzo de todos los compañeros que han pasado por aquí, pienso que revertir un modelo que funciona es una mala noticia.

No lo damos por perdido. Seguimos teniendo esperanza, porque queda un año y guardamos todavía la esperanza de poder llegar a un acuerdo con la Consellería y poder seguir gestionando este departamento.

La noticia de la reversión es triste y decepcionante a la vez

- ¿Qué es lo que más lamenta?

No saber qué es lo que va a pasar con el departamento. Obtenemos los mejores resultados año tras año. En acuerdos de gestión, en gestión de demoras y en satisfacción de los pacientes, y hemos visto que otros departamentos que han sido revertidos -como es el caso de Alzira- al cabo del tiempo los resultados han empeorado significativamente, tanto para los profesionales como para los usuarios y pacientes.

Después de los esfuerzos realizados por los profesionales y la satisfacción de los pacientes que están contentos con el hospital -que aquí tienen un altísimo nivel de satisfacción- la verdad es que es un poco decepcionante, es triste y decepcionante a la vez.

- ¿Es una irresponsabilidad?

Sí, totalmente. Como médico una aprende a priorizar las cosas, primero las urgentes, luego las importantes y después el resto. Ahora estamos en emergencia sanitaria. No sabemos el tiempo que va a durar esto, pero sí sabemos que la única manera de hacerle frente es trabajando todos unidos. No creo que sea momento para estar pensando en otras cosas y generando incertidumbre a los profesionales. Ni como ciudadana ni como profesional creo que es buen momento.

No es plan de que las personas se estén preocupando ahora sobre qué pasa en su hospital o en su departamento. Tampoco de que los profesionales estén preocupados por su futuro laboral.

- ¿Se les ha escuchado y se han valorado los datos?

No han tenido en cuenta nuestros datos. Simplemente han tenido en cuenta la hoja de ruta que tienen marcada, sin valorar resultados. Si valoran los resultados sobre el papel no hay por qué cambiar la situación, a no ser que haya otro condicionante que sea más importante que los propios resultados.

No pierdo la esperanza de que lo hagan, porque los resultados están ahí y, como buenos profesionales que creo que son, en algún momento los tendrán en cuenta. Hasta el momento no los han valorado.

Le agradezco a Alberto de Rosa la carta de agradecimiento que nos envió a los trabajadores, porque es un privilegio haber vivido la creación de un departamento nuevo que no existía

- Este hospital está considerado como el más eficiente de la Comunidad Valenciana ¿Eso no tiene por qué cambiar?

Es como un hijo en una familia al que se le educa de una manera y en otra familia de otra. La gestión no parece lo más importante porque no se ve a simple vista, pero es fundamental. Implantamos una serie de estrategias y filosofía de trabajo que crean escuela, y trabajamos de una determinada manera.

Lo podemos comparar con Alzira. Tiene los mismos profesionales que antes. Estoy segurísima que están trabajando igual que trabajaban anteriormente, con una entrega y una calidad asistencial excepcional. Pero los resultados de la gestión sí que han cambiado. La accesibilidad de la gente y la calidad asistencial han cambiado mucho, por eso sabemos que la gestión sí que tiene importancia.

- Si miramos los números, supone un 30% de ahorro sobre el gasto medio de hospitales de gestión pública de la misma categoría ¿Cómo puede ser más eficiente si cuesta menos dinero?

En la concepción misma del contrato de concesión ya es más eficiente. Tenemos una asignación que supone el  85% de lo que se aporta a otros hospitales de titularidad pública. Después el día a día, los horarios de consultas de mañanas y tardes, las pruebas de mañanas y tardes y la optimización de los recursos de manera planificada hacen que sea más eficiente el sistema.

Pensamos que mantener las tardes cerrada, con estancias cerradas, hace que se pierda la eficiencia. Eso un día tras otro día y un año tras año tiene su efecto. La eficiencia del modelo de gestión se debe a que utilizamos los recursos al 100%, así que es una eficiencia del modelo de gestión que tiene el grupo Ribera Salud.

- ¿Con la reversión eso se perderá o sabrán mantenerlo?

Se perderá, porque es el modelo de gestión pública el que hace que no se trabaje de la misma forma. Estoy convencida de que no se va a revertir finalmente y que conseguiremos llegar a un acuerdo, pero si llegara a suceder es posible que el ritmo de trabajo y el estilo cambie, y se vuelva a un estilo como el que se lleva en la gestión directa, cómo ha pasado en Alzira.

Los trabajadores están contentos, los usuarios están contentos y los datos son adecuados, por eso nos preguntamos por qué hay que cambiar esto

- ¿Teme que haya fuga de talentos?

Sí, es un riesgo alto. En estos momentos los médicos y el personal de enfermería tenemos mucho trabajo en todas partes porque hay necesidad de sanitarios. Siempre es un riesgo que las personas de talento, ante una situación de inestabilidad o incertidumbre como la que tenemos ahora, se vayan a otro sitio y el departamento se quede con menos efectivos especializados en determinadas materias. Es uno de los puntos débiles que hay a partir de ahora y durante este año que tenemos por delante.

- ¿Es cierto que hay médicos muy reputados que no quieren trabajar en la pública 100%?

Nosotros somos un modelo intermedio, porque al final estamos cubriendo un servicio público a través de una gestión privada. Tengo compañeros que llevan trabajando aquí 14 años y que tenían una inquietud profesional que Ribera Salud les ha permitido desarrollar. Probablemente piensen que en la gestión directa no podrán desarrollar sus inquietudes de igual forma y es probable que, si se produjese reversión a la gestión directa, se vayan a otras empresas.

- ¿Hay incertidumbre entre los trabajadores del centro?

Mucha. Los trabajadores están ahora mismo muy a gusto con el convenio colectivo y con el ciclo de trabajo que llevan, y no saben qué es lo que va a llegar. La incertidumbre es muy grande. En el Departamento de Salud son 1.400 familias que dependen de esto y al escuchar la situación que se ha creado en Alzira les genera mucha intranquilidad. No saben qué va a pasar con su contrato, si va a renovar o si tendrán otras condiciones, y esto no es plato de buen gusto.

Esto desestabiliza al personal en un momento donde todos tendríamos que estar centrados en la situación actual, con todos los sentidos puestos en la atención sanitaria. No está bien que se esté desviando la atención de esta manera y desestabilizando al personal generándoles preocupación laboral.

- El Consejero Delegado ha enviado una carta a los trabajadores…

Le agradezco a Alberto de Rosa la carta de agradecimiento que nos envió a todos los trabajadores, porque es un orgullo y un privilegio haber podido vivir con todos los compañeros que han pasado por el hospital la creación de un departamento nuevo que no existía.

Me enorgullece que lo haya puesto de manifiesto en esa carta. Estamos todos juntos para intentar reconducir esta situación, porque estamos totalmente abiertos a cualquier negociación con la Conselleria para poder hacer efectivo ese 15 más 5. Ahora mismo estamos en fase de entrega de documentación a la Conselleria para explicar un poco como está el departamento

Espero que los profesionales de la Conselleria sabrán valorar el momento histórico y la situación de nuestro departamento y lo que se ha aportado desde los profesionales del departamento 22 al día a día, para llegar a la mejor solución para todos, especialmente para los profesionales y para los ciudadanos usuarios de este servicio.

- Si mañana la llamase la consellera Ana Barceló para que le diese razones para la prórroga, ¿qué le diría?

Que se fije en las realidades. Somos uno de los departamentos con los mejores datos en salud según la información difundida por la propia Consellería. Los mejores resultados en atención, en salud, en gestión de la demora y en satisfacción de los pacientes y de los profesionales que trabajan aquí. Los empleados están contentos, los usuarios están contentos y los datos son adecuados, por eso nos preguntamos por qué hay que cambiar esto.

Comenta esta noticia