17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El independentismo airea datos de la hija de Rivera para amedrentar a Ciudadanos

Albert Rivera e Inés Arrimadas, en un acto de precampaña.

Albert Rivera e Inés Arrimadas, en un acto de precampaña.

El independentismo sube un escalón en su estrategia del miedo. La polémica ex presidenta del Parlament, Núria de Gispert, sin escrúpulos utiliza a una niña de seis años, la del líder de Cs.

No es ninguna casualidad. Forma parte de una estrategia. Hace unas semanas, en vísperas de la celebración del 1-O pero sobre todo tras la celebración de ese referéndum ilegal, profesores y alumnos se dedicaron a acosar a los hijos de los guardias civiles y policías que trabajan en Cataluña. También la CUP, concretamente su organización radical juvenil Arran, animaron a señalar a los concejales de Sabadell que se negaron a ceder espacios públicos para acoger las votaciones del referéndum ilegal.

En la estrategia del miedo -desgraciadamente muy similar a la vivida en el País Vasco en las décadas de los 80, 90 y primeros años de 2000- ahora con la mirada puesta en el horizonte electoral del 21 de diciembre le ha tocado el turno al partido que puede arrebatarle al independentismo su hegemonía institucional, Ciudadanos. Según ha podido saber ESdiario, esto no serán hechos aislados sino más bien una constante que marcará la campaña electoral catalana.

En este sentido, Albert Rivera, ha vuelto a sufrir un ataque impresentable, si antes ya había padecido las iras independentistas en la piel de sus padres, al recibir pintadas en su negocio familiar el pasado mes de septiembre, ahora el ataque es más terrible aún porque señala directamente a la hija menor del líder de la formación naranja.

Así, la expresidenta del Parlamento de Cataluña, Núria de Gispert, ha violado la ley de protección de menores al hacer público en Twitter el colegio en el que estudia la hija, de seis años, de Rivera.

La independentista ha utilizado datos privados de la pequeña niña para acusar al líder de la formación naranja de hacer política en contra de la escuela catalana.

El vergonzoso comentario de Gispert era la respuesta a un tuit del secretario general de la CUP, Quim Arrufat, quien afirmó que "si supieran de quién son hijos los líderes de PP y Ciudadanos, dónde se han educado y a qué escuelas llevan a sus hijos no darían crédito del cinismo que se gastan. Se ríen de nosotros"’.

"Sí, comenzando por Albert Rivera que lleva a su hija a la misma escuela… a la que fue él. Y hace ‘asquerosamente’ política en contra de la escuela catalana. ¡Así son los de Ciudadanos!", escribió Gispert.

Gispert ya protagonizó recientemente una polémica a través de Twitter, al dirigirse a la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, instándola a "volver a Cádiz".

Comenta esta noticia
Update CMP