26 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cristina Pardo pone la puntilla a Otegi y TV3 con el peor epitafio posible

Siguen coleando las polémicas declaraciones del dirigente abertzale al que la autonómica catalana puso altavoz, y ahora ha sido la periodista de La Sexta la que le ha puesto la cara roja.

Aún siguen coleando las polémicas declaraciones de Arnaldo Otegi sobre Ernest Lluch en TV3 que han levantado ampollas y este miércoles Cristina Pardo se suma a las críticas desde su columna de El Periódico, recordando que él mismo "participó de las amenazas que públicamente hacía la izquierda aberzale y que después, tenían consecuencias a través de la banda terrorista ETA".

Aunque posteriormente "se nos apareció como aquel que había luchado internamente por la disolución de la organización" la periodista recalca que "desde luego una cosa medio positiva no puede borrar de un plumazo todas las cosas malas que en su día justificó y amparó".

Por eso no entiende Pardo que cuando el entrevistador de TV3 preguntó si "¿Hacen falta más Ernest Lluch en la política española?" el dirigente aberzale respondiera: "Sí, en la medida que él defendía el diálogo como el método para resolver los problemas políticos. Lo hizo en nuestro caso. Ahora mismo aportaría racionalidad al actual contexto".

Es inevitable responder como hace ella que "a Lluch le mató ETA en el año 2000. Le pegaron dos tiros en el garaje de su casa. Un año antes, en un mitin en San Sebastián, miembros de la izquierda aberzale intentaron boicotearle y él se enfrentó abiertamente a ellos, aplaudiendo que protestaran con la palabra y no con las armas".

Por eso, clama, "Arnaldo Otegi no puede opinar como si él fuera un testigo inocente de la historia. Es innegable que habla con conocimiento de causa. Pocos mejor que él saben de nuestra reciente historia sangrienta".

Pero a su juicio, "le faltó valentía, para variar. Oiga usted, tenga los arrestos de decir que en los peores momentos de las últimas décadas, los suyos ponían bombas al diálogo, mataban para resolver problemas políticos, que incluso usted formó parte del tinglado, que se arrepiente y que, efectivamente, considera ahora que el diálogo es un valor, que ojalá se hubiera dado cuenta antes y muchas personas inocentes seguirían vivas".

Porque según Cristina Pardo, "todo lo que no sea acompañar de humildad y autocrítica pronunciamientos de este tipo provoca estupor, indignación y rabia".

Y por si no fuera poco, Otegi elogió días antes al fallecido Xavier Arzalluz asegurando que "era uno de los nuestros". Y la periodista concluye rotunda: "Claro, a los otros los mataba ETA. Poco constructiva es cualquier defensa del diálogo cuando, para este individuo, sigue habiendo distinción entre los nuestros y los otros. No se me ocurre peor plan que dejar un epitafio en manos de Otegi".

Comenta esta noticia
Update CMP