21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Echenique, el perfecto podemita: los problemas de Podemos con el dinero negro

Si salpica a un político de la casta de PP o PSOE la red se incendiaría de acusaciones de explotación y fraude a Hacienda pero al ser un representante del pueblo los medios afines callan.

Pablo Echenique es un tipo especial. Su carácter luchador le ha llevado a convertirse en opción de cambio dentro de la formación morada. Sus seguidores, firmes en el apoyo al argentino, lo ven como la alternativa perfecta al endiosamiento caduco de Iglesias en Podemos.

El perfil de líder de masas de Echenique lo convirtió en diana de las burlas de los miembros del equipo de trabajo de Pablo Iglesias, quienes aprovecharon un grupo de Telegram para mofarse de las limitaciones físicas del número tres de Podemos.

Como todos los podemitas, Echenique maneja a la perfección las redes sociales. Con maestría, el científico titular del CSIC ha utilizado Twitter para proclamarse como portavoz de colectivos que sufren discriminación laboral.

Sin embargo, esta semana nos hemos sorprendido con la denuncia que vincula a Echenique con un contrato ilegal de 300 euros a un asistente personal, sin correr con el alta del empleado en la Seguridad Social.

Echenique, quien apenas unas horas antes exigía contratos laborales para las cuidadoras, reconoce pagar en negro a su empleado.

La amenaza del dinero negro en Podemos es ya un tema recurrente, conviene recordar la denuncia del empresario Enrique Riobóo, propietario de Canal 33, quien acusó a Pablo Iglesias de pagar a sus empleados seiscientoseuristas con sobres en negro.

El ex eurodiputado de Podemos ha recurrido a la justificación más sencilla y a la vez la más cutre posible, “el sistema obliga a defraudar a la gente humilde”, mientras ingresa más de 40.000 euros anuales entre los aplausos de sus incondicionales.

Si el “caso Echenique” salpica a un político de la casta del PP o del PSOE, las redes se incendiarían, con acusaciones de explotación laboral y fraude a Hacienda, pero al ser un representante del pueblo, los medios afines guardan silencio cómplice y los trolls cibernéticos justifican a Echenique entre insultos y amenazas a aquellos que osan destapar la verdad.

Ahora Echenique se enfrenta a dos infracciones, una grave, por no comunicar el alta del trabajador a la Tesorería General de la Seguridad Social, y una muy grave, por no cotizar a la Seguridad Social. La cuantía de la multa podría llegar hasta los 10.000 euros.

Nunca escucharemos a Echenique denunciar los abusos y la corrupción de su amada Cristina en su Argentina natal. Es un especialista en ver la paja en ojo ajeno mientras pasa por alto la viga en el suyo propio.

Por supuesto, el número tres de Podemos, representante de la regeneración popular, no ha dimitido en su cargo (diputado regional de Aragón) pagado con los impuestos de todos los españoles.

Como bien dijo el actual Secretario de Organización de Podemos: “Luchar contra el fraude no se dice, se hace”.

¡Aplícate el cuento, Echenique!

 

Comenta esta noticia
Update CMP