Conato de enfrentamiento con independentistas en Denia

El separatismo catalán quiere enturbiar la convivencia en ciudades de la Comunitat Valenciana. El último episodio lo protagonizó en Dénia. ¿Cuál será el siguiente?

El independentismo catalán quiere extender el “conflicto” no sólo en la prensa sensacionalista europea, desconocedora de la historia de España, sino también por los territorios con los que comparte historia. Desde hace meses pasa en la Islas Baleares, y ahora se está intentando en la Comunidad Valenciana, concretamente en Denia, escenario de un choque entre los que llevaban lazos amarillos y la bandera española. 

Y es que el sábado la tensión catalana se trasladó a la capital de la Marina Alta. La Policía Nacional tuvo que intervenir en un acto independentista –más de un centenar de personas- que se celebró en la céntrica Avenida del Marquesado, frente al monumento al preso político desconocido, con toda la parafernalia del separatismo, es decir, lazos amarillos y numerosas esteladas. Los independentistas leyeron un manifiesto a favor del pueblo catalán, como si el resto de ciudadanos que conviven en esta autonomía no fueran también catalanes.

Una manifestación en favor del separatismo provoca tensión en Denia y no llega a más por la presencia policial

La provocación -en una zona que históricamente ha pertenecido al Reino de Valencia, dependiente de la Corona Aragón, no al revés como se pretende- a unos cuantos vecinos no les gustó. Y surgió un cierto grado de tensión y enfrentamiento. Una veintena de personas quiso dinamitar la marcha acudiendo con banderas rojigualdas , lo que contribuyó a elevar el ruido de una concentración que sólo había congregado a poco más de un centenar de secesionistas. Como los extremos se tocan, el resto de gente presenció horrorizada cómo un problema que ha creado en Cataluña una parte de su población, alteraba la normal convivencia de esta localidad, todo un paraíso perteneciente a la provincia de Alicante y la Comunidad.

La presencia de la Policía Nacional enfrió los ánimos y no se produjeron incidentes graves, pero es evidente que algunos pretenden extender el cáncer del separatismo poniendo en peligro la convivencia en Cataluña, que ya lo está, y echando raíces en las pacíficas tierras de la Comunidad Valenciana.

Indignación en el PP y Ciudadanos

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha asegurado que “el PPCV va a ser un muro de contención del nacionalismo en esta tierra, el único que puede parar el nacionalismo”. Bonig ha realizado estas declaraciones en un acto con militantes y simpatizantes del PP en Betxí en el que también ha participado el presidente provincial castellonense Miguel Barrachina.

 Además, Bonig ha señalado que "tanto el gobierno del Botànic como el gobierno de Pedro Sánchez –cumple cien días en La Moncloa- se dedican a dividir y enfrentar a la sociedad, levantar fantasmas que ya estaban olvidados, y atacar la libertad. 

"Llevan tres años en la Generalitat y tres meses en la Moncloa. En la Generallitat se han caracterizado por hacer lo que siempre hace la izquierda: dividir y enfrentar a la gente con el tema de la educación y de la lengua. Además se han subido los sueldos y han colocado en chiringuitos a sus amigos. En la gestión, tanto los del PSPV como los del Bloc-Compromis, han demostrado ser unos inútiles y unos demagogos. Es lo único que saben hacer: enchufar y dividir".  

Desde Ciudadanos, su portavoz Fernando Giner ha dicho en otro tuit que "insistimos, después de dividir y empobrecer Cataluña quieren hacer lo mismo en la Comunidad Valenciana. No lo conseguirán".


Comenta esta noticia
Update CMP