17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Listeriosis: Alerta sanitaria sí, pero no alarma social

El hecho de poner en marcha una “alerta sanitaria”, no significa que sea necesario alarmar innecesariamente a la población general

La alerta sanitaria nacional decretada por el Ministerio de Sanidad, garantiza la seguridad de todos los consumidores en todo el territorio nacional, porque es la mejor forma de coordinar a todas las administraciones sanitarias, tanto Comunidades Autónomas como corporaciones locales. Pero el hecho de poner en marcha una “alerta sanitaria”, no significa que sea necesario alarmar innecesariamente a la población general, porque afortunadamente contamos con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, con grandes médicos de familia y ginecólogos que conocen la enfermedad y la mejor forma de hacer su diagnostico precoz, además de contar con los antibióticos mas eficaces para acabar con la Listeria Monocytogenes, patógeno que causa la enfermedad. Y precisamente por ello y sin afán de minimizar la infección que normalmente suele cursar de forma leve, no es necesario acudir directamente a los servicios de urgencia hospitalarios, y lo recomendable es acudir a nuestro Centro de Salud.

 

¿Qué es la Listeriosis?

La Listeriosis no es esa gran desconocida para los médicos que muchas personas y tertulianos piensan, porque se trata de una zoonosis de origen alimentaria que es relativamente frecuente como consecuencia de la “contaminación directa” de los alimentos crudos como la carne, la leche, el queso y sus derivados y fiambres, pero también por la “contaminación cruzada” al utilizar los mismos utensilios de cocina para alimentos crudos y cocinados y por supuesto que por “romper la cadena del frío”, pero no es una enfermedad contagiosa entre las personas.

 

Los síntomas de la Listeriosis asemeja una gastroenteritis

 Fiebre, dolores de cabeza y estómago, diarrea, decaimiento e incluso deshidratación, son los síntomas más frecuentes de la Listeriosis, similares a cualquier toxiinfección alimentaria, lo que dificulta que en un primer momento se llegue al diagnostico preciso y por eso, y porque es un cuadro de gastroenteritis, es una enfermedad que en la mayoría de los casos se autolimita con las propias defensas de nuestro organismo y cura sin necesidad de antibióticos.

 

Los grupos de riesgo ante la infección por Listeria

La gravedad de esta enfermedad se centra en los verdaderos “grupos de riesgo”: Recién nacidos, ancianos, mujeres embarazadas y personas inmunodeprimidas (SIDA, Cáncer, Trasplantados, Cirrosis Hepática, Hepatitis C), porque cuando nuestro sistema inmunológico no funciona correctamente, la bacteria, que es una gran oportunista, puede pasar a la sangre y causar otras enfermedades mucho más graves como una meningitis o una encefalitis, o incluso atravesar la barrera placentaria afectando al desarrollo del feto y desencadenar un desprendimiento de placenta, un parto prematuro e incluso un aborto.

 

¿Cómo debemos actuar ante los síntomas?

Lo más importante en estos momentos es confiar en nuestro sistema sanitario, porque la alerta sanitaria decretada va acompañada del protocolo de seguimiento, detección y tratamiento precoz, por lo que cualquier persona que haya consumido la carne mechada “La Mechá” y que padezca estos síntomas, debe acudir a su Centro de Salud, pero no directamente a las urgencias Hospitalarias.

Y recordar que la prevención en este caso, como en todas las intoxicaciones alimentarias, está también en nuestras manos: respetar y no romper nunca la cadena del frío, no utilizar los mismos utensilios de cocina para alimentos crudos y cocinados, cocinar bien la carne por encima de los 70 grados, la higiene de nuestras manos siempre obligada, no consumir leche o quesos sin pasteurizar, que defienden sin argumentos algunas modas alimentarias y tener presente que las carnes y embutidos que compramos en un establecimiento nunca deben viajar en el maletero a no ser que las llevemos en una nevera portátil.

 

¿Por qué aumentarán los casos de Listeriosis?

Es cierto que el número de casos, tanto sospechosos como confirmados, ha aumentado en estos últimos días, lo que hace que estemos ante el brote de Listeriosis más importante de nuestra historia, y que continuarán en ascenso, pero no por el consumo de carne mechada, que ya está retirada del mercado, sino porque el período de incubación de la bacteria hace que los síntomas puedan aparecer en uno o dos días, pero también en 4-5 semanas, con un límite según los datos científicos que conocemos, de 70 días, lo que hace que la alerta sanitaria nacional tenga que estar activada durante todo este tiempo. Por otra parte la expansión de la Listeriosis por otras Comunidades, no solo se debe a la distribución comercial de la empresa, sino al consumo de muchos turistas que pudieron tomar esta tapa de carne mechada, o incluso comprarla para llevarla a casa de vuelta de las vacaciones.

 

El silencio de los responsables sanitarios, desencadena la alarma social

Una vez más, como ha sucedido en España con otros problemas similares, se demuestra que el silencio que han practicado las autoridades sanitarias y la propia empresa durante los primeros días, es el peor compañero de viaje y el desencadenante de una verdadera alarma social. Por otra parte y a tenor de las declaraciones, bien parece que las autoridades sanitarias, Facua y otras Asociaciones de Consumidores son adversarios, cuando la realidad es que deben ser siempre nuestros mejores aliados, porque todas estas instituciones tienen la obligación de velar por nuestros derechos y nuestra seguridad como consumidores.

 

Mejorar la seguridad alimentaria y centralizar la Salud Pública

Lo mejor ante la adversidad es potenciar nuestra autocrítica y nuestra creatividad, y en este particular caso, nos debería servir para debatir sobre la necesidad de revisar los protocolos de seguridad alimentaria y su trazabilidad para mejorarlos, así como que la “Salud Pública” esté centralizada en el Ministerio de Sanidad, porque es la mejor garantía de poder contar con una coordinación total entre todas las autoridades responsables de la Salud Pública, que es la “salud de todos”.

De todos modos sigo echando de menos la información detallada del brote, así como los consejos a los ciudadanos en la página Web del Ministerio de sanidad, que debería ser la referencia de mayor credibilidad sanitaria para todos.

 

Jesús Sánchez Martos

Catedrático de Educación para la Salud

Universidad Complutense de Madrid

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP