"Caso Helga Schmidt" y "Caso Consuelo Císcar": Diferencias y similitudes

Consuelo Císcar y Helga Schmidt

Consuelo Císcar y Helga Schmidt

La que fue directora del Museo Valenciano de Arte Moderno declara a petición propia. Su comparecencia se produce días después de la sentencia exculpatoria del caso Palau de la Ópera.

No faltó quien, ocasionalmente, llamó al conocido en su día como caso del Palau de las Arts, “caso Helga Schmidt”, tal vez con ánimo de simplificar, tal vez cargando, consciente o inconscientemente, toda la responsabilidad en su máxima dirigente. La sentencia definitiva de la Audiencia Provincial -aunque cabe que la Fiscalía la recurra, pues hay quien sostiene que ha sentado como jarro de agua fría en su departamento- exonerando a todos los inculpados y, naturalmente, si
estuviera viva, a la Intendente, ha provocado un sinfín de declaraciones y sustanciosos editoriales, artículos de opinión y comentarios en foros y tertulias políticas.

A la reiterada crítica sobre la habitual lentitud de la justicia (una justicia que no es ágil ya resulta injusta per se) se han sumado argumentos de fondo sobre la intensa relación entre la UDEF y la Fiscalía Anticorrupción y que, al parecer, el hoy magistrado Vicente Torres, manejó de forma singular. Y argumentos de forma sobre la manera en que se produjo la detención de Helga Schmidt y el cruel tratamiento mediático, televisiones incluidas, que ya es conocido como “pena de telediario”.

A estas alturas, se ha suscitado una unánime reacción compasiva, casi solidaria con los imputados o investigados primero, procesados después, finalmente inocentes. Algunas rayanas con la hipocresía y todas, adoleciendo de memoria o, al menos, presas de cierta vergüenza y arrepentimiento. “A buenas horas mangas verdes” han señalado fuentes de los damnificados, que no con ello compensarán el daño causado a su honorabilidad y también a su patrimonio.
Voces expertas aseguran a ESdiarioCV que solo una personalidad fuerte y muy cultivada y relacionada en la materia como la de la profesional austriaca podía llevar a buen puerto la ambiciosa y arriesgada aventura de lanzar un Palacio de la Ópera en una ciudad y un territorio que ama la música, pero carente de tradición en el género operístico. Y vaya si lo logró, Lorin Maazel, Zubin Metha, Plácido Domingo y miles de espectadores complacidos fueron testigos de ello. Y el número y calidad de las producciones –recuérdese a la Fura dels Baus- una muestra fehaciente.
Se da la circunstancia de que el asunto se inició con el Informe de la Intervención General solicitado por la entonces consellera María José Catalá, por una denuncia anterior, al igual que ocurrió con el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) dirigido por Consuelo Císcar, otra mujer de decidida personalidad. Y también que la misma Sala que absuelve hoy a la primera conoce bien la Instrucción de la segunda, ya que ha resuelto los correspondientes recursos de apelación. Y la coincidencia en los delitos presuntamente imputados de prevaricación, malversación y falsedad documental.

Consuelo Císcar inició con su etapa la internacionalización del IVAM, celebrando más de 170 exposiciones en el extranjero y difundiendo la colección del Museo y la obra de artistas valencianos; creó Diálogos Iberoamericanos, multiplicó por diez la lista de Amigos del IVAM, y llevó los patrocinios y donaciones a cifras millonarias de dos dígitos. Obra de grandes maestros del arte contemporáneo como Joseph Beuys o Giorgio de Chirico y artistas como Robert Rauchenberg,
Jasper Johns, o Anthony Caro y también como en la ópera, miles de visitantes, fueron testigos.

Esta vez, desde la política se llegó a calificar como “caso Císcar”, repartiendo presuntas culpabilidades familiares, apenas iniciada la investigación. Y tampoco han faltado filtraciones ni portadas sensacionalistas como en el caso de Schmidt. El viernes se conocía la sentencia exculpatoria del caso del Palau y esta semana Consuelo Císcar declarará esta vez a petición propia en el juzgado, según ha podido saber este diario.

¿Quedarán en irregularidades menores las graves acusaciones a las que la ex directora del IVAM se enfrenta, coincidentes con aquellas de las que ha resultado póstumamente absuelta la Intendente ? Convendría esperar el resultado con cautela y evitar conductas que exijan posteriores disculpas.

Comenta esta noticia