10 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La puñalada más ofensiva para Verdeliss al salir de la casa de Gran Hermano VIP

Es una de las youtubers con más seguidores y ahora uno de los rostros públicos más conocidos gracias a Telecinco. A su salida de la casa más famosa de Guadalix todo puede haber cambiado.

Verdeliss, la primera embarazada que ha entrado en la casa de Guadalix, ha concedido una entrevista a la revista Lecturas en la que se ha sincerado sobre sus pequeños, su vida profesional y su historia de amor con el padre de sus seis hijos y el séptimo que está por venir. 

Su relación con Aritz Seminario ha tenido idas, venidas y complicaciones, pero el equipo que forman y su amor ha podido con todo. La de Pamplona ha explicado que comenzaron a ser novios mientras trabajaban en una pizzería: "No fue un flechazo. Una noche nos acercamos a un bar y no nos volvimos a separar más. Fue muy rápido. Él se fue a Madrid y yo lo dejé todo y le seguí. Es el hombre de mi vida". 

Sabemos que Estefanía Unzu es una de las youtubers españolas con más seguidores, pero... ¿cómo empieza su historia en YouTube? Verdeliss dio sus primeros pasos en la plataforma hace once años por lo que sus seguidores han visto crecer a sus seis hijos a la par que sus padres. Tal y como ha relatado la influencer, su aventura por YouTube comenzó cuando en 2007 publicó un vídeo de su primogénito, Aimar, para "compartirlo con mi compañera del restaurante". 

La pamplonica ha expuesto siempre sin censura alguna el día a día de su familia e incluso ha retransmitido en directo sus últimos partos: "Se tiene que tomar con naturalidad. Un parto es un momento muy íntimo y precioso", ha comentado Verdeliss a Lecturas. De hecho, con la gestación de las mellizas en 2015 y con el boom que se produjo en el medio, su canal comenzó a tener beneficios. 

Lo que empezó siendo una afición se convirtió en una profesión e hizo que ese éxito se convirtiera en la única fuente de ingresos tanto para ella como para su marido: "En enero le dije a Aritz que podíamos salir adelante solo con mi trabajo. Dejó el despacho y se preocupa conmigo del día a día". 

Sin embargo, no todo ha sido felicidad y bienestar económico para Estefanía. La influencer de 33 años ha relatado lo duro que fue cuidar a su primer hijo: "Lo pasamos muy mal los primeros meses de embarazo, lloramos mucho. Deje de estudiar, empecé a trabajar en hostelería. Aritz era un becario, no ganaba casi nada. Cada mes nos llegaba lo justo para pagar el alquiler, estábamos en números rojos. Él trabajaba de día y yo de noche". 

A pesar de las complicaciones y los miedos que le surgían como madre primeriza, siempre tuvo claro que quería tener a Aimar. Dos años después de su nacimiento, pasaron por el altar en 2007 en Pamplona y el pequeño fue el encargado de llevar las alianzas: "Nos llevó los anillos con su pajarita y antes de entregárnoslos se tropezó con la alfombra y se cayó. Los anillos salieron rodando. ¡Hizo la celebración más bonita todavía!", ha comentado la influencer. 

Siempre al lado de sus pequeños, Verdeliss tuvo que vivir dos años alejada de su enamorado en Pamplona mientras él trabajaba en Madrid. Unos duros momentos en los que se sintió sobrepasada: "En esos dos años me quedé embarazada y venían dos niñas, las mellizas. Fueron momentos muy agobiantes. A nivel emocional me sentí sobrepasada. No podía sobrepasar el post-parto sola. El día que Aritz consiguió trabajo en Pamplona fue la mejor noticia de nuestras vidas". 

Ese hogar continúa siendo en el que habita la familia numerosa -aunque no por mucho tiempo pues están construyéndose una casa más grande con jardín-, "es de protección oficial, de 90 metros cuadrados". Sin lujo alguno, el matrimonio ha sabido aprovechar cada parte de la casa y agrupar a toda la tropa: "Las mellizas duermen con nosotros en la cama, de momento no tienen habitación". 

Verdeliss ha querido dejar claro que todo lo que han ganado durante estos últimos años en YouTube ha sido para poner todo su empeño e ilusión en el nuevo hogar: "Hemos tenido comienzos muy duros, venimos de familias muy humildes, y eso me hace sentir más afortunada por lo que tenemos hoy". Además, la influencer de 33 años ha querido defenderse de todas las acusaciones que recibe día sí y día también en tanto a exponer públicamente la vida de sus hijos: "Que juzguen en mi labor como madre es la puñalada más ofensiva e hiriente que me pueden dar".

Sobre su paso por Gran Hermano VIP, Estefanía ha explicado que lo más duro de todo ha sido estar tanto tiempo alejada de sus hijos, sobre todo con las mellizas y su reacción cuando volviese a su casa: "Las mellizas tienen dos añitos y tenía miedo de que pensaran que las había abandonado. Eso me ha generado mucha culpabilidad. El apego conmigo es el mismo. Me abrazaron en cuanto llegué, se me agarraron". 

Todos los vips no derrocharon compañerismo hacia ella, pues Ángel Garó, durante su paso por el reality, hizo feos comentarios sobre su condición de embarazada: "Se me apagaba la energía. Nunca me he sentido tan frágil. Es capaz de trasladar la inteligencia que tiene para herirte. Cuando me levantaba la voz con ofensas, yo estaba tocada y hundida".

Aún así, Estefanía encontró refugio y amistad en Miriam Saavedra, con quien considera que seguirá teniendo relación fuera de la casa: "Mi primera sensación fue pensar que era muy altiva. Cuando entró vi como se burlaban de ella, y a mis hijos siempre les digo que si ven un niño de lo más indefenso tienen que acercarse a conocerlo, pensé que yo debía hacerlo también. Fue una sorpresa y me siento orgullosa, tiene muchas virtudes". 

Esperando su séptimo bebé, Verdeliss ha explicado que aún no saben que nombre tendrá su próxima niña pero será algo consensuado por toda la familia Seminario-Unzu: "Supongo que será un nombre en euskera como los demás. No va a ser fácil ponerse de acuerdo, sus hermanos también deciden". 

Comenta esta noticia
Update CMP