29 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El chivo expiatorio de Moncloa ante la rebelión del campo: Mercadona y Carrefour

El ministro de Agricultura, este martes tras el Consejo de Ministros.

El ministro de Agricultura, este martes tras el Consejo de Ministros.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, anuncia una ronda de entrevistas con las grandes superficies y una guerra a los "productos reclamo". El campo: un frente inesperado para Sánchez

A Pedro Sánchez se le ha abierto un frente donde menos lo esperaba. Y en un espacio bien sensible para sus barones y para los intereses electorales del PSOE. Por que es entre los agricultores y ganaderos, donde más predicamento han tenido los socialistas históricamente.

Ninguneados ahora por los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, tan próximos otra vez a La Moncloa, y estigmatizados por Podemos e Izquierda Unida como "casta terrateniente", esos agricultores y ganaderos no se rinden. Este martes han vuelto a salir a la calle, con una gran marcha en Toledo, mientras el ministro de Agricultura ha tratado de poner en pie el primer dique contra este primer incendio del gobierno progresista.

Al más puro estilo Sánchez. Planes a varias bandas, mesas de diálogo en varias direcciones. Y ahora con un objetivo en el punto de mira, las grandes superficies, viejas enemigas de los socios morados de Planas en el Consejo de Ministros.

Así, el titular de Agricultura ha anunciado otra nueva ronda, en este caso con las empresas de gran distribución para abordar, entre otros aspectos, las campañas publicitarias que utilizan lo que se denominan productos reclamo, y abrir un diálogo con un eslabón que, según ha señalado, es parte de la solución del problema que atraviesa el sector agrícola y ganadero.

"El diálogo con las grandes empresas de la distribucion es fundamental, todos los eslabones son necesarios, pero la distribución eficiente y moderna es parte de la solucion del problema", ha afirmado Planas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En este sentido, ha considerado necesario que la distribución contribuya a "valorizar" el trabajo de los agricultores, a quienes, según ha dicho, les preocupan las campañas publicitarias que usan la leche, pollo o aceite como reclamo.

 

Agricultores y ganaderos, manifestándose este martes en Toledo.

 

Mientras un amplio sector de los sindicatos agrícolas y los propios barones socialistas siguen atribuyendo a la subida de SMI los pésimos datos de paro en el sector, Planas ha presentado en el Consejo de Ministros un "informe de situación".

Justo un día después de reunirse con las organizaciones agrarias a las que presentó su hoja de ruta para mejorar las situación del sector, donde figuran la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria para evitar la venta a pérdidas, así como mejorar el presupuesto de los seguros agrarios para paliar la crítica situación que atraviesa el campo español.

Planas ha afirmado comprender la inquietud y preocupación de los agricultores y ha señalado que los precios y su volatilidad, así como la disminución de márgenes, son motivos de "seria preocupación".

 

Sin embargo, los agricultores no parecen creer al Gobierno. Siguen denunciando la falta de ayudas y la demagógica subida del Salario Mínimo sin consultarles previamente. Y anuncian nuevas movilizaciones, que avanzan una primavera caliente. Y en el PSOE muchos temen que Podemos se ponga de perfil en un ámbito, el rural, en el que está escasamente implantado.

El campo y la España vacía a la que tanto prometió en campaña amenazan con dar a Sánchez su primer baño de realidad. Ahí no van a valer ni las campañas de marketing ni las estrategias de comunicación de la factoría de Iván Redondo.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP