12 de julio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Jugosa demanda: 50 millones de euros en juego en la saga de un conocido torero

Ha sido admitida a trámite y ahora pueden cambiar mucho las cosas en un breve período de tiempo. Mientras tanto, Bisbal tiene las claves para sudar la gota gorda y Rosalía da malos consejos.

 

 

Rosalía continúa imparable en el mercado musical, arrasa allá donde va, su carera meteórica la lleva a superarse día a día y ya acumula cerca de una quincena de premios que ha obtenido prácticamente en un tiempo record. Entre sus galardones destacan varios Grammy en 2019 y 2020. Concierto que anuncia Rosalía, éxito asegurado, las entradas se agotan en pocas horas, sus followers en las redes aumentan estrepitosamente. Mientras escribo estas líneas la catalana acumula ya diez millones de seguidores en su Instagram. Una cifra nada desdeñable por la que muchas y muchos influencers venderían su vida , y lo cierto es que ese subidón de seguidores no termina aquí porque su proyección actualmente es imparable.

En Rosalía no sólo llama la atención su talento artístico, su sensual forma de cantar y su estilo basado en música trap con raíces flamencas; su imagen cañera y rompedora también crean tendencia en la moda. Primero fueron las uñas, unas uñas de gel que, para la mayoría de las mortales, resultan imposibles y poco prácticas, pero que han arrasado entre las más y las menos jóvenes, porque Rosalía tiene fans de todas las edades.

De hecho los salones de nails art se han puesto las pilas en los últimos tiempos debido a la enorme demanda de sus clientas que querían lucir la misma manicura que “la Rosalía”.

Sin embargo ciertas modas pueden resultar peligrosas como la tendencia de ponerse fundas metálicas doradas o plateadas en los dientes. Ahora Rosalía lo ha vuelto a hacer, se ha colocado unas fundas doradas en tres de sus dientes, una imagen que no resulta favorecedora y que además, según apuntan algunos odontólogos se puede dañar seriamente la dentadura.



Infecciones bucales, mal aliento, periodontitis e incluso pérdida de piezas dentales son solo algunos de los daños colaterales a los que apuntan algunos especialistas. A pesar de todo, Rosalía no es la única celebrities que se apunta a la tendencia de los grillz, también hemos visto a Madonna, Rihanna, Miley Cyrus o Justin Bieber.

¿A quién alguna vez no le ha podido la pereza de ir al gimnasio o salir a hacer deporte? Hay días que cuesta y mucho cumplir con la tabla de ejercicios que nos aporta salud y bienestar y nos puede más la tentación de salir a darnos un buen homenaje gastronómico. Pues a partir de ahora las excusas para hacer ejercicio pueden menguar porque David Bisbal nos descubre su secreto para que levantar pesas y sudar la gota gorda no resulte tan tedioso.

El artista ha colgado en su Instagram un video en el que le vemos entrenar con mucha energía mientras canta En tus planes, el tema de su último disco: “Así hago el calentamiento antes de entrenar ja ja ja . Que bien me lo paso en el entrenamiento. Esta es mi forma de calentar que más me gusta”, ha dicho Bisbal, y viéndole así, no lo hemos dudado ni un instante.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

Que bien me lo paso en el entrenamiento. Esta es mi forma de calentar que más me gusta!

Una publicación compartida de Davidbisbal (@davidbisbal) el



Novedades en el caso de Carlos Aguilar, el jerezano que interpuso la demanda en los juzgados de Jerez para que se le reconociese su filiación con el torero Juan Galán, ha sido admitida a trámite. Galán falleció en 2017 sin reconocer a Carlos oficialmente como hijo adoptivo, sin embargo el jerezano ha podido demostrar con documentación y con su propio testimonio que se crió con el torero y que estuvo con él y con los hijos de éste hasta el final de sus días.

Galán y la madre de Carlos Aguilar fueron pareja durante décadas y Carlos era un hijo más para el torero fallecido. Que esta demanda de filiación se admita a trámite es un paso fundamental para que Aguilar consiga no sólo ese reconocimiento filial sino también la suculenta herencia que se juega con el resto de los hijos del torero y que podría ascender a 50 millones de euros y varias propiedades. Si todo sigue su curso, reclamaría a día de hoy unos 10 millones de euros y tres propiedades inmobiliarias.

Comenta esta noticia