23 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rocío Monasterio deja sentado a Íñigo Errejón con una pregunta demoledora

La portavoz de Vox ha recordado a Díaz Ayuso que a partir de este miércoles acaba su compromiso con ella y se irá a la oposición, y ha dirigido duras críticas contra la izquierda.

"No hemos llegado hasta aquí para pasar por el aro". Así de rotunda se ha mostrado Rocío Monasterio en el debate de investidura de la Asamblea de Madrid. 

La portavoz de Vox ha dejado claro que su compromiso con el PP y con Ciudadanos acaba este miércoles, el día de la investidura de Isabel Díaz Ayuso, y que a partir de ahora es la presidenta la que tiene un compromiso con el partido. 

"No seremos parte de su gobierno ni su socio", ha insistido Monasterio, quien ya ha adelantado que el PP y Ciudadanos no contarán con el apoyo de Vox para algunas de las 155 medidas del acuerdo de gobierno que han firmado ambas formaciones. Por ejemplo, de ninguna manera para pedir un nuevo sistema de financiación al Gobierno central. 

La portavoz de Vox ha dirigido algunos pellizcos a Díaz Ayuso e Ignacio Aguado, como cuando les ha preguntado dónde van a sentar a tantos consejeros al pasar de 9 a 13 consejerías. No obstante, se ha reservado los ataques para la izquierda del PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos

"Hacen la revolución desde sus móviles de última generación, cuando la única revolución pendiente es la de Venezuela y la de mi querida Cuba", les ha reprochado. "Hacen bandera de la educación pública y luego llevan a sus hijos a los colegios privados". 

Monasterio ha reivindicado la familia como puntal de la sociedad, por más que la "dictadura progre" lo considere de fachas. "No hay nada más moderno y revolucionario que defender a las familias", ha sostenido. 

Y ha defendido, también, la libertad de enseñanza, uno de los principales caballos de batalla de Vox. "Queremos que los políticos quiten las manos de encima de nuestros niños", ha resumido. 

La portavoz de Vox se ha dirigido directamente a su homólogo en el PSOE, Ángel Gabilondo, para decirle que es "un hombre inteligente en el partido equivocado". Un partido que, como le ha recordado, "gobierna en Navarra con quienes tienen las manos manchadas de sangre". 

Monasterio se ha reservado la última munición para Errejón. "No sé cuánto tiempo estará entre nosotros porque Madrid le importa poco, lo quiere usar como trampolín y en venganza contra su antiguo partido. Escuchando a los portavoces de Podemos parece usted moderado. Lo viste todo muy bien, pero detrás el proyecto socialista de toda la vida".

Y le ha hecho una pregunta demoledora: "¿En sus asesorías a Maduro, también le hablaba el tirano de su transversalidad?".

 

Comenta esta noticia
Update CMP