11 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado desnuda las vergüenzas de Sánchez con el Covid-19: "No está a la altura"

Pablo Casado.

Pablo Casado.

El líder de los populares reitera su apoyo al presidente del Gobierno pero no ahorra en críticas a su gestión tardía e ineficiente. "Estoy siendo el jefe de la oposición que usted no fue".

"Estoy siendo el jefe de la oposición que usted no fue". Con esa dureza se lo dijo este miércoles Pablo Casado a Pedro Sánchez en el Pleno convocado para aprobar la prórroga del estado de alarma.

En su mente y en la de la semidesértica bancada del PP -como el resto del hemiciclo- estaba la crisis del ébola. Entonces el PSOE secundó varias de las 25 manifestaciones que se convocaron contra el Gobierno por haber sacrificado al perro de la enfermera que se contagió; ahora Sánchez pide lealtad.

"Usted pidió entonces en plena crisis la dimisión de la ministra, y llamó de todo al presidente del Gobierno, yo no voy a hacerlo. Pero afortunadamente para usted y para España, nosotros no somos así. Nosotros no vamos a pegarnos pegatinas contra ustedes en la solapa. Nosotros no vamos a amenazar ni a escrachear sus hogares, como me pasó en 2012 con una bebé recién nacida en casa. Ni vamos a cercar las sedes de su partido y a tirarles pintura roja al grito del pásalo", señaló.

El presidente del PP había avisado de que su discurso sería contundente, por más que le prometiera al presidente, desde el minuto uno, que tendría al PP a su lado en esta crisis sanitaria, como también a sus cinco presidentes regionales. Y fue contundente.

No ahorró Casado en críticas a la tardía reacción del Gobierno primero e insuficiente después. "Esto, señor Sánchez, no va bien", le espetó desde la tribuna del Congreso. "El Gobierno no está respondiendo a la altura de sus esfuerzos", añadió.

El líder de la oposición empezó acordándose de los 3.434 fallecidos y pidió que las banderas ondeen a media asta en todo el país mientras dure el estado de alarma, y que a su término haya un funeral de Estado por todas las víctimas del Covid-19 y un monumento en el centro de Madrid en su honor. 

Después le instó nuevamente a pedir perdón -algo que el presidente no ha hecho hasta ahora- por una "negligencia tan grave" como haber ignorado las recomendaciones de la OMS y alentado las manifestaciones del 9 de marzo. Horas antes de que Casado volviera a mencionar la fecha maldita del Gobierno, Moncloa había confirmado el positivo de Carmen Calvo después de 48 horas de evasivas.

El líder de los populares exigió al presidente material sanitario para quienes luchan en primera línea contra el virus, que su Gobierno deje de alentar una "pugna" entre lo público y lo privado y que baje "ya" los impuestos, los costes laborales y reduzca la burocracia.

"Es usted el presidente del Gobierno investido con menos votos y escaños de su grupo parlamentario en toda nuestra historia. Sin embargo, es el que más poder ha recibido de la oposición. Le hemos concedido las competencias extraordinarias de un estado de alarma, que ya es más un estado de excepción encubierto, pues afecta a la limitación de derechos fundamentales que no recoge la Constitución en la figura que hoy aprobamos", le afeó.

Y continuó: "Nosotros le hemos dado todo lo que nos ha pedido". Tanto es así que el PP ni siquiera presentó propuestas al decreto de la prórroga del estado de alarma. A cambio todo lo que Sánchez le ofreció este miércoles fue ni siquiera la comisión parlamentaria de seguimiento del coronavirus que Casado lleva semanas pidiendo; sino únicamente reconvertir en ello la Comisión de Sanidad ya existente. Y hasta ahí.

Comenta esta noticia