18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La razón oculta: por qué Casado insiste con España Suma aunque Rivera se niegue

Corre el tiempo y no hay avances. Los populares reconocen en privado que la coalición preelectoral es cada vez más improbable, ni siquiera en el Senado. Pero seguirán enarbolando esa bandera

El PP sigue empeñado en su idea de España Suma como única fórmula para batir a Pedro Sánchez en las urnas, por más que Albert Rivera afirmara el miércoles que cualquier coalición con Pablo Casado será después de las urnas, no antes. 

El presidente de los populares presidió este jueves una reunión con sus diputados y senadores, una para despedir la corta legislatura, y allí les trasladó la idea de que el centro derecha puede alcanzar los 176 escaños de la mayoría absoluta si se une. 

Esto es, contando los votos que tuvieron las pasadas elecciones el PP, Ciudadanos, Vox, Navarra Suma y Coalición Canaria y haciendo una simulación de escaños. No es que sea un método muy fiable pero sirve como argumento de precampaña.

En esa idea van a seguir insistiendo machaconamente los populares hasta que se cierre el plazo de presentación de las listas electorales en octubre, aunque la dirección nacional del partido es consciente de que Albert Rivera no está por la labor. Y mucho menos Vox.

El líder de Cs ya ni siquiera está abierto a estudiar la propuesta en el Senado, que era al menos en lo que confiaban los populares para que en la Cámara Alta el PSOE no alcance la mayoría absoluta como en abril. 

El argumento en este último caso es que sería, según él, un poco "ridículo" que compartieran lista un partido que quiere ampliar las competencias del Senado -el PP- y otro que quiere reformarlo o cerrarlo -Cs-.

La marca España Suma ya no tiene visos de progresar ni siquiera en el Senado

En privado los populares reconocen que cada vez ven menos factible cualquier tipo de alianza preelectoral con Cs, por más que el lunes en una reunión en privado Casado le hablara de las bondades y ventajas de esa unión. Aunque siempre dejan una ventana abierta: "¡Cuántas veces dijeron no a Navarra Suma!", recuerda un miembro de la dirección nacional.

Entonces, ¿si tan cerrado está Rivera por qué siguen y seguirán Casado y los suyos enarbolando la bandera de España Suma? Porque es la forma perfecta de apelar al voto útil en torno al PP sin que lo parezca. En la cúpula reconocen que es un discurso que les viene bien aunque no llegue a ningún puerto. Y que solo por intentarlo, tendrán premio.

En la campaña de las generales de abril, el candidato del PP se desgañitó pidiendo el voto útil para su partido, con el argumento de que cualquier voto que no fuera al PP acabaría en la basura o peor: siendo para Pedro Sánchez. Ese argumento no solo no funcionó, sino que resultó hiriente para muchos votantes de Cs y Vox

Con España Suma, en cambio, Casado ha encontrado un eslogan en positivo que va a entonar una y otra vez: "Quienes no queremos que gobierne la izquierda tenemos que unirnos para ganar, ganar para gobernar y gobernar para unir España", señaló este jueves ante sus diputados y senadores.

Antes de que su discurso fuera en abierto a la prensa, dedicó a todos ellos unas palabras en privado. Les vino a decir que estuvieran tranquilos porque apenas va a haber cambios en las listas electorales, y que de hecho como esperan tener mejores resultados habrá más escaños del PP. Otra señal de que España Suma se aleja.

Comenta esta noticia
Update CMP