El PSOE se harta del alcalde de Valencia por "antidemocrático y desleal"

El alcalde de Valencia, Joan Ribó (Comrpomís) y la vicealcaldesa, Sandra Gómez (PSOE).

El alcalde de Valencia, Joan Ribó (Comrpomís) y la vicealcaldesa, Sandra Gómez (PSOE).

Los socialista han exigido una reunión urgente de la comisión del pacto de gobierno con Compromís a raíz de la designación del alcalde pedáneo en Benimàmet.

Nueva crisis en el bipartito del Ayuntamiento de Valencia, por mucho que se intente negar. Los desencuentros entre Compromís y el PSPV vienen de origen, de cuando tardaron semanas en llegar a un acuerdo y firmar el que se acabó llamando 'Pacto del Rialto', el nombre del teatro ubicado en el corazón de la ciudad, y que serviría para sentar las bases de una relación de cuatro años.

Desde entonces, ya suman media docena de desavenencias de peso entre ambos socios de gobierno. El último de ellos viene a cuenta de la elección de las alcaldías pedáneas, concretamente de la decisión unilateral del alcalde, Joan Ribó, de designar a José García Melgares como alcalde de Benimàmet, algo que, según la vicealcaldesa y portavoz del PSPV-PSOE en el Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez, ha hecho "sin respetar la voluntad democrática".

La ofensa política llevó ayer a los socialistas a pedir la convocatoria de manera urgente de la Comisión de seguimiento del Pacto del Rialto. Consideran que Ribó no ha "respetado" la voluntad de los vecinos de este pueblo de Valencia, en el que, recuerdan, los socialistas ganaron las elecciones por delante de Compromís (con 1.930 votos frente a 1.570).

"Desde el principio hemos defendido que sea la fuerza de Gobierno más votada por los propios vecinos la que ostentara la alcaldía pedánea". De hecho, desde el PSPV-PSOE apuntaron que esta ha sido siempre la postura de Compromís, contraria a esta propuesta, la que ha impedido que se nombre alcalde en seis meses.

No obstante, desde Compromís defendieron la decisión de Ribó. "Se está viviendo una situación de anomalía democrática a la que hay que poner fin. Los vecinos de los pueblos tienen derecho a tener ya sus alcaldes, seis meses después de las elecciones" y recordaron que la decisión de nombrar a los alcaldes pedáneos es "exclusiva del alcalde". "Él decide a quién delega sus competencias en los Pueblos de Valencia. De hecho es una decisión que no pasa por Junta de Gobierno Local".

Según fuentes de esta formación, "la postura del PSOE no es razonable y Compromís ha decidido desbloquear la situación. Más allá de intereses partidistas, estamos aquí para dar soluciones a la gente".

El PSPV-PSOE  emitió un comunicado interno en que  en el primer punto considera "antidemocrática con los vecinos de Benimacle y desleal con el Rialto la decisión unilateral de Ribó y Compromís por no respetar la volunta de este pueblo de València". En el resto de punto se argumenta:

  1.  Desde el principio hemos defendido que sea la fuerza de Gobierno más votada por los propios vecinos y vecinas de los pueblos de València quien ostentara la alcaldía pedánea.
  • Ha sido la negativa de Compromís a aceptar esta lógica democrática, la misma aplicada en la elección de la alcaldía de València y acordada en el Rialto, lo que ha mantenido bloqueado el nombramiento de los alcaldes pedáneos.
  • Esta posición es la única coherente con la voluntad de avanzar en la capacidad de decisión de los pueblos de València que está impulsando el Govern del Rialto y, concretamente, en Benimàmet-Beniferri aquella que está en consonancia en su voluntad de avanzar hacia la entidad local menor. La decisión de Compromis no es contra los socialistas, sino contra las vecinas y los vecinos de Benimàmet-Beniferri. 
  • En las pasadas elecciones municipales, los socialistas fueron la fuerza más votada en Benimàmet-Beniferri con 1930 votos, mientras que Compromís obtuvo 1570, siendo la segunda pedanía donde más votos hay de diferencia entre las dos fuerzas políticas. Siendo además notoria la decisión de sus vecinas y vecinos habiendo aumentado el apoyo al PSPV-PSOE en 386 votos en Benimàmet y 64 en Beniferri, mientras que Compromís ha aumentado 15 votos y descendido 5 respectivamente. 
  • Los vecinos y vecinas han apoyado en las urnas el trabajo de José Melgares quien, sin lugar a dudas se ha ganado el derecho a seguir estos cuatro años de mandato como alcalde pedáneo.
  • El criterio general aplicado en el resto de pueblos de València es que quien ha obtenido el mejor resultado, se sitúe al frente de la alcaldía y es el mismo cuya aplicación defendemos en este caso, puesto que no existe ningún motivo para lo contrario.
  • En este sentido, los socialistas hemos convocado de manera urgente la Comisión de seguimiento del Pacto del Rialto para pedir una rectificación que permita que se respete el resultado democrático y no se imponga por parte de Compromís a los alcaldes y alcaldesas pedáneos al margen de los resultados electorales.

 

Comenta esta noticia
Update CMP