20 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Kia e-Niro, 100% eléctrico, llegará en primavera

El crossover de la marca coreana tendrá dos versiones, ambas de tracción delantera, que se diferencian por el tamaño de su batería. La autonomía de la más grande llega a 449 kilómetros.

El Kia Niro eléctrico, al igual que sus hermanos híbrido e híbrido enchufable, lleva en ambos casos baterías de polímero de iones de litio de alta capacidad. La primera de ellas es la denominada estándar de 39,2 kWh, que se combina con un motor gasolina de 100 kW (136 CV), genera 395 Nm de par máximo y puede acelerar de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos. La distancia que se puede recorrer con ella con cero emisiones es de 289 kilómetros, según el nuevo ciclo de homologación WLTP

La segunda opción en batería es la de larga distancia de 64 kWh, que está ligada a un motor más potente, de 150 kW (204 CV) de potencia, y cuyo par es el mismo, 395 Nm. Pasa de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos. Con ella la autonomía del crossover Niro aumenta hasta los 449 kilómetros, también según WLTP.

En ciclo urbano, Kia asegura que se pueden llegar a recorrer sin recargar la batería hasta 615 km. Si se emplea un cargador rápido de 100 kW, en 42 minutos se puede recargar hasta el 80 % de la batería, siempre que ésta no esté por debajo del 20 % de su capacidad. Para retrasar el paso por el enchufe, el e-Niro cuenta con frenada regenerativa, que se  regula desde unas levas en el volante con las que aumentar el grado de recuperación de la energía cinética del automóvil. Hay cinco niveles: Off, Level 1, Level 2, Level 3 y One Pedal (nivel máximo de recuperación).

Para paliar los efectos que sobre la batería tiene el frío, el e-Niro equipa un sistema de calefacción para ésta, diseñado para aislarla y calentarla mientras el vehículo está enchufado. Opcionalmente Kia ofrece una bomba de calor, que, en vez de usar únicamente la energía de la batería para caldear el habitáculo, recicla esa energía térmica para mejorar el rendimiento del sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Con esta tecnología se puede aumentar la autonomía del vehículo.

Esta versión 100 % eléctrica también equipa los modos de conducción del Drive Mode Select (Eco, Eco+, Normal y Sport) y gestión de estabilidad del vehículo (VSM). Otras ayudas a la conducción de las que puede disponer son aviso de colisión frontal, asistente de frenada de emergencia por colisión frontal, control de crucero inteligente con función de parada y arranque automática, asistente dinámico para luces de carretera, detector de fatiga del conductor y asistente para el seguimiento del carril que funciona entre 0 y 130 km/h . También dispone de la tecnología de conducción autónoma de “Nivel 2” que mantiene al vehículo en su carril en vías de sentido único para lo que controla la aceleración y la dirección.

Su diseño está inspirado en el prototipo Niro EV de 2018 y se diferencia frontalmente de sus hermanos por la toma de carga integrada en la parrilla, el logo Niro en bajo relieve y los detalles en azul. En la parte trasera el paragolpes es de nuevo diseño y hay elementos resaltados en azul. En el interior la palanca de cambios se sustituye por un dial giratorio, el salpicadero es azul y la pantalla de 7 pulgadas muestra más información.

Comenta esta noticia
Update CMP