18 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sale a la luz el drama económico que vive la familia de Schumarcher

El piloto alemán junto a su esposa Corinna disfrutando de su afición al esquí.

El piloto alemán junto a su esposa Corinna disfrutando de su afición al esquí.

La esposa del piloto busca liquidez para hacer frente al costoso tratamiento que sigue desde el terrible accidente del que se cumplen dos años. Los patrocinadores les abandonan poco a poco.

Dos años han pasado ya desde que el 29 de diciembre de 2013 el campeón de Fórmula 1 Michael Schumacher estremeciera al mundo con su accidente de esquí. Un duro golpe en la cabeza durante una jornada familiar en la estación de Meribel en los Alpes Franceses dejó en coma durante meses al deportista que continúo el tratamiento en su domicilio por deseo expreso de su esposa Corinna

Sin evolución notable desde las primeras semanas del incidente y bajo un sumarísimo secreto, los cuidados médicos del expiloto han supuesto un duro golpe a las arcas de la familia, que hace malabares para cubrir los gastos.

A la falta de liquidez de los Schumacher se une la espantada de las marcas a las que el conductor de Ferrari estaba ligado cuando corría en los circuitos. Las firmas no le consideran ya como un activo y los honorarios por imagen que engrosaban la cuenta corriente del matrimonio desaparecen poco a poco. 

Jet Set y Navyboot le dieron la espalda a Schumacher según recogen varios diarios españoles y otras, como las relojeras, Audemars Piguet y Hublot redujeron sus contratos en vista de la indisponibilidad del "kaiser".

La fortuna amasada durante sus años en los circuitos e invertida en fondos y propiedades está "atrapada", según apuntan fuentes cercanas a la familia, porque el único que puede autorizar la libre disposición de esos bienes sería el propio piloto. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP