21 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Primeras 24 horas de Rocío Flores en libertad: el plan de la hija de Rociíto

Rocío Flores vuelve a la realidad tras casi cuatro meses de "ficción" televisiva.

Rocío Flores vuelve a la realidad tras casi cuatro meses de "ficción" televisiva.

Todas las miradas están ahora puestas sobre ella. Después de casi cuatro meses de "ficción televisiva" no hay un paso que dé la hija de Antonio David Flores que no se analice con lupa.

Rocío Flores vuelve a la normalidad; una normalidad que nada tiene que ver con la que había cuando hace casi cuatro meses emprendió la que se ha convertido en la aventura más emocionante de su vida, pero sí una realidad a la que hay que enfrentarse poco a poco.

Una vez finalizada la cuarentena impuesta por el Gobierno durante el estado de alarma, lo primero que hizo la joven fue reencontrarse con Antonio David Flores. Padre e hija tienen una relación de lo más especial, y a buen seguro se pusieron al día de todo lo que ha pasado durante su ausencia.

Después de más de 100 días alimentándose a base de pescado, arroz y caracolas, Rocío celebró su "libertad" comiendo con su padre y su representante en uno de los asadores de carne más populares de la capital. Visiblemente más delgada y feliz de volver a estar con su padre, la nieta de la más grande se mostró parca en palabras con la prensa.

Oculta bajo la reglamentaria mascarilla sanitaria, prefirió no pronunciarse acerca de la conversación que tiene pendiente con su madre, Rocío Carrasco, ni sobre la sorprendente vuelta a televisión de ésta como tertuliana de Lazos de sangre en RTVE.

Continuando con la puesta a punto, la concursante de Supervivientes visitó su peluquería de confianza, de donde la hemos visto salir después de un par de horas con su brillante melena saneada y con un color de lo más favorecedor. Con pocas ganas de hablar se dirigió al madrileño parque del Retiro en compañia de su padre y fue durante este paseo cuando confesó las ganas que tiene de volver a casa y reencontrarse con sus hermanos.

Este jueves, a primera hora, emprendió el ansiado regreso a casa. Sola y adormilada, la nieta de la más grande cogió el AVE a primera hora para volver a Málaga y reencontrarse con su novio Manuel Bedmar, sus hermanos David y Lola y con la que considera una segunda madre, Olga Moreno.

Su padre, Antonio David Flores, no la acompañaba. Su trabajo como colaborador en Sálvame le obliga a permanecer en Madrid, por lo que se perderá el emotivo reencuentro entre sus tres hijos, separados desde el pasado mes de febrero.

Por lo que ha trascendido, Rocío vuelve a Málaga sin noticias de su madre, con la que tiene una conversación pendiente que muchos dudan que se vaya a producir. Pese a que la joven ha confesado sus deseos de arreglar las cosas con su progenitora, ésta ha cerrado la puerta a una posible reconciliación. Sin embargo, la superviviente, sin perder la sonrisa, prefiere no hablar de este espinoso tema, que empaña una vuelta a la realidad "casi" perfecta.

Comenta esta noticia