05 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El reloj parado de Sánchez: así le complica todo el "éxito" de Junqueras

Todo se le complica al líder socialista, "bombardeado" por un fallo europeo que aleja una investidura rápida y estimula la guerra civil entre Junqueras y Puigdemont.



 

 

Pedro Sánchez ha perdido hasta el control de los tiempos. Oriol Junqueras lo tiene atrapado. El presidente “en funciones” permanece a merced de los secesionistas. Los planes y calendarios que manejaban en La Moncloa han quedado irremediablemente en el aire.

Las huestes socialistas aún se aferran como verosímil a una investidura antes de final de año,  pero algún estrecho colaborador del presidente ya da por descontado que es imprescindible dar más margen de maniobra a ERC y anota en rojo la primera semana de enero como siguiente estación. Esta es una de las primeras  repercusiones del fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, evaluado por el Gobierno y el PSOE este jueves.

Cualquiera con un poco de sentido común es consciente de que la resolución supone “un marrón” para el candidato socialista. Sánchez, de repente, se ha situado en el centro del huracán. Ahora se ciernen sobre él numerosas incógnitas que antes intentaban disimular desde el staff monclovita.

La guerra en el independentismo

No es sencillo entender que sus fuentes en el seno mismo del tribunal de Luxemburgo hayan errado en sus predicciones.

Con el independentismo en guerra civil por ver quién lleva la voz cantante, la inmunidad de Oriol Junqueras alimenta, lógicamente, a los más duros frente a los pragmáticos. Aquellos que estaban decididos a allanar a Sánchez la formación de Gobierno no lo tienen tan sencillo.

Es cierto que podría cerrarse el acuerdo entre PSOE y Esquerra Republicana sin demoras, y de hecho los contactos, en medio del secretismo, siguieron sin mayores problemas tras el choque de Marta Vilalta con José Luis Ábalos del pasado miércoles.

Pero no es menos cierto que en ERC crece la necesidad de dosificarse y detenerse a explicar la nueva realidad a los suyos, más todavía en puertas de un congreso.

 

El reloj de Pedro Sánchez se para. Eran naturales sus prisas por cerrar un acuerdo cuanto antes, seguramente para anticiparse, por lo que pudiera ocurrir, a la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo. Hoy todo está más lejos.

Los de Junqueras miran ya a la Abogacía del Estado y de reojo a la ebullición de JxCAT, con Carles Puigdemont como actor principal. La contienda en el mundo independentista está más viva que nunca. En Esquerra temen un adelanto electoral por sorpresa en Cataluña que les retrate a ellos como los “botiflers” favoritos del “socialismo español”.

Comenta esta noticia
Update CMP