16 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los hijos de la duquesa de Alba, ante su navidad más triste

Los Alba, más separados que nunca

Los Alba, más separados que nunca

Los hijos de Cayetana de Alba lo están pasando peor que nunca antes. Cuando falleció la duquesa, las cosas han ido de mal en peor y no han mejorado. Desde entonces, la tensión va en aumento.

La Casa de Alba vive días de furia. Los últimos acontecimientos han dado luz a un problema que los hijos de la fallecida Cayetana soportan desde que su madre se fuera. Y es que fue entonces cuando el actual duque, Carlos, se cargó de un plumazo lo establecido por su progenitora. No se sabe bien por qué, pero el caso es que la duquesa siempre dio un lugar privilegiado su hijo Cayetano. Le otorgó un cargo importante dentro de la Fundación que maneja los negocios de la familia. Estaba previsto que la menor de la casa, Eugenia, también tuviera su lugar. Sin embargo, un movimiento la dejó fuera de juego siendo sustituida por Genoveva Casanova por expreso deseo de su ex marido.

Durante años, Cayetano y Eugenia eran inseparables. La entente entre ellos era excelente. Sin embargo, la ficha que movió el jinete para opacarla dentro de la Fundación marcó un antes y un después. Nunca han vuelto a ser lo que eran y la menor de los Alba no disimula cuando se le plantea la cuestión. Por su parte, al jinete se le acabó el poder cuando Carlos se convirtió en duque y le conminó a abandonar el palacio dado que tenía una casa donde podía vivir. Alegó entonces que necesitaba el espacio ocupado por su hermano para que sus hijos se alojaran en él. Nadie se lo tragó porque en Liria hay lugar para mucha gente.

Ha sido público y notorio que Cayetana ha hecho diferencias entre sus hijos. Al menos si nos atenemos a sus declaraciones. Del jinete siempre decía que era su ojito derecho. En cambio, ni una palabra sobre Fernando, Carlos o Alfonso. Un poco más habladora se mostraba en relación a Jacobo, aunque en los últimos tiempos estuvieron distanciados. La regia dama echaba la culpa a su nuera, Inka Martí. Lo mismo ha sucedido en cuanto a los nietos. Mientras siempre se ha mostrado con Luis, Amina o Tana, en contadas ocasiones se le ha visto ejercer de abuela entregada con el resto.

Estas Navidades, Cayetano no compartirá los días señalados con sus hermanos. La situación cada vez es más tensa. El jinete sigue sin digerir que lo expulsaran de la Fundación familiar, pues afirma que se entregó a ella en cuerpo y alma.  Posiblemente, haga las maletas y se marche a Kenia, donde suele refugiarse para encontrar la paz. La verdad es que ni está ni se le espera en Liria.  

A pesar de que el jinete habló muy bien de su hermana, cuando su sobrina fue protagonista de un reportaje junto a su padre para celebrar la mayoría de edad, Eugenia no le comunicó que se iba a Las Vegas para casarse con Narcís Rebollo, algo que sí conocían el resto de sus hermanos. Sin duda, un duro varapalo para Cayetano, que a los problemas con los suyos, une el hecho de que ha sido cazado con una chica que no es su novia. Al parecer existen más imágenes de estas características con otras mujeres. Esto ha provocado que la relación con su novia oficial, Bárbara, de veinte años de edad, se haya resentido. La estudiante está recelosa y no cree la versión de su chico. Tampoco corren buenos tiempos para su ex mujer, Genoveva Casanova, que ya no sale con José María Michavila.

Comenta esta noticia
Update CMP