27 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El holandés Rutte se planta en Bruselas y lo deja claro a Sánchez en un minuto

Sánchez tiene ante sí una cita decisiva para su estrategia en La Moncloa.

Sánchez tiene ante sí una cita decisiva para su estrategia en La Moncloa.

Nada más llegar a la cumbre decisiva para el Gobierno, el líder de los halcones del Norte le ha puesto los deberes al ejecutivo "progresista". Justo los que no quiere hacer.

Nadie sabe como terminará la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que debe dar luz verde al la reconstrucción de la economía tras la catástrofe del Covid, pero desde el minuto uno, el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, ha querido lanzar su advertencia a Pedro Sánchez. Sin ni siquiera sentarse aún a la mesa de la negociación.

Rutte ha reiterado que "no cree en un sistema de transferencias" directas a los países más afectados por la pandemia dentro del fondo de recuperación, y ha señalado que si España o Italia necesitan "ayuda" quiere tener el "claro compromiso" de que adoptarán reformas laborales o del sistema de pensiones.

"Si el Sur necesita ayuda de otros países para gestionar la crisis, y lo entiendo porque tienen poco margen financiero para hacerlo, lo razonable es que pidamos el compromiso claro de reformas. Si los préstamos se convierten en transferencias, las reformas son incluso más cruciales y (es necesaria) la absoluta garantía de que van a tener lugar", ha expresado en declaraciones a los medios al llegar a Bruselas.

Rutte ha subrayado la necesidad de que el fondo europeo sirva para crear "una Europa fuerte en un mundo inestable", y eso "significa que los países que se han quedado atrás en cuanto a reformas laborales o de pensiones tienen que acelerar de nuevo".

"Si quieren préstamos y transferencias, es lógico que yo pueda explicar a la gente en Países Bajos que, a cambio, esas reformas han sido adoptadas y no hay sólo promesas de que se van a adoptar", ha insistido. El primer ministro holandés ha dicho que la garantía de que se van a adoptar reformas estructurales y un aumento de los "cheques" que disfrutan los países más ricos son las dos condiciones que significarían un "buen resultado" de la cumbre para su país.

Sin embargo, ha cifrando en "menos de un 50%" las posibilidades de la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno se salde con un acuerdo este fin de semana. "Pero nunca se sabe, todavía es posible", ha zanjado.

M.B
Comenta esta noticia
Update CMP