18 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Luca de Meo pide compromiso político para impulsar la electrificación en España

El presidente del Grupo Volkswagen España ha reclamado un marco estable para que la ofensiva eléctrica tenga presencia en las plantas españolas. Hacen falta un millón de cargadores.

El sector del automóvil no solo supone el 10% del PIB español, sino que además genera una riqueza “solidaria” que se traspasa a otros sectores, y la movilidad eléctrica es ahora mismo su futuro inmediato, aunque no va a ser la única solución para la movilidad sostenible. El Grupo Volkswagen ha invertido 30.000 millones para reforzar su ofensiva en este campo, y los próximos 18 meses van a ser muy prolíficos en lanzamientos de nuevos modelos con algún tipo de electrificación, fundamentalmente de híbridos enchufables.

En este escenario toca revisar las inversiones del próximo ciclo, y dado que muchas de ellas afectan a sus centros españoles, que tienen una buena posición de fuerza, Luca de Meo, máximo responsable en nuestro país de Volkswagen Group, ve necesario que el gobierno que salga de las urnas el próximo 28 de abril ofrezca un marco estable para volver a repetir el “milagro español”.

Esta estabilidad debe empezar por mantener una posición de neutralidad tecnológica respecto a las diferentes motorizaciones que puedan servir en España, es decir una postura diametralmente opuesta a la que Pedro Sánchez y el PSOE han fomentado con su anteproyecto de ley de cambio climático.

 

Francisco Pérez Botello, consejero delegado del Grupo Volkswagen en España, ha puesto cifras a la indecisión que las medidas criminalizando injustamente al diésel han generado en los consumidores: han supuesto una merma de 25.000 coches menos vendidos en lo que va de año. Casi nada.

 

Estas afirmaciones han tenido lugar hoy en un encuentro con la prensa de los máximos responsables de las diferentes compañías de Volkswagen en España, y en este escenario han aprovechado para recordar su relevancia en la economía española, de la que calculan que aporta el 1,5% del PIB, ya que su cifra de negocio conjunta asciende a 18.465 millones de euros, generando 3.200 empleos y dando soporte a más de 2 millones de familias.

De Meo demanda una política que facilite las inversiones de Volkswagen en España, para lo que están trabajando junto con la patronal de fabricantes, Anfac, ya que con un escenario favorable, ha dicho, “podríamos convertir a España en un servidor de movilidad de futuro". Para eso va a ser necesario una red de recarga con cerca de un millón de puntos rápidos, además de generar un sistema en torno a la automoción que aglutine al sector del automóvil y a otros sectores tecnológicos. En ese escenario, las administraciones juegan un papel clave.

Comenta esta noticia
Update CMP