27 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La mansión en la sierra de Iglesias y Montero genera otra ruidosa polémica

El Ayuntamiento de Galapagar la última polémica sobre la controvertida mansión de la 'pareja Real' de Podemos, acusada de estar construida en terreno natural protegido. Sólo está al lado.

La casa de Galapagar de Pablo Iglesias e Irene Montero es, probablemente, el domicilio más seguro de España, por obra y gracia de la petición de protección de la pareja al Ministerio del Interior ante las amenazas que pesan sobre ellos por su actividad política. Pero hay una amenaza con la que no contaba el matrimonio que lidera Podemos: la de la piqueta. O no, según el Ayuntamiento, pero la controversia está servida.

Y es que, según ha denunciado el digital OKDiario, el suntuoso búnker de los Iglesias Montero es ilegal al estar levantado en un parque natural protegido de alto valor ecológico. Cuando el líder podemita compró la vivienda, en la primavera del año pasado, ya debía ser conocedor de que su nueva morada había sido construida en una zona ubicada fuera de los límites urbanos del municipio que quedaba delimitado por el plan urbanístico de 1976.

 

La parcela de cerca de 2.500 metros cuadrados, comprada por Iglesias, se halla dentro de una zona muy protegida, en el Parque Regional del Guadarrama. Y la vivienda de 268 metros, más anexos habitables, había sido construida en 2002 contraviniendo todas las normas urbanísticas municipales de Galapagar, según el periódico de Eduardo Inda.

El Ayuntamiento había dado los permisos de obras solo para algunas de las viviendas que estaban ubicadas dentro del área de un polígono trazado por el plan del 76. Sin embargo, los promotores del chalé de Iglesias edificaron la casa más allá de la linde legal, en lo que ya estaba considerado como parque natural. Las autoridades municipales de entonces reaccionaron con indiferencia y permitieron la irregularidad.

¿Y si cambia el Ayuntamiento?

En todo caso, la casa está inscrita en el registro de la Dirección General del Catastro y paga su impuesto de bienes inmuebles (IBI) todos los años, como el resto de las edificaciones legales, pero  fuentes municipales citadas por el periódico dentienden que, como mínimo, es “alegal” porque está construida en una zona verde, que nunca fue recalificada.

Se da la circunstancia de que la coalición Unidos Podemos que lidera Iglesias da mucha importancia al discurso ecológico, e incluso cuenta con una formación como Equo en sus filas. De momento, no ha hecho ninguna alusión al asunto.

Está por ver, por otra parte, si en las próximas elecciones municipales se produce un viraje político en el Consistorio de Galapagar. Y si se da esa circunstancia, habría que ver si el nuevo Gobierno local decide subsanar la irregularidad  del chalet de la manera más contundente: con la piqueta y el derribo.

Desmentido del Ayuntamiento

Sin embargo, el Consistorio serrano emitió un comunicado a última hora del miércoles en el que negaba la información y aseguraba que la mansión de los Iglesias-Montero se edifica en terreno urbanizable y no en el propio parque natural protegido. E incluso señaló con precisión la localización exacta de la parcela para que, a través de la web oficial de la Comunidad de Madrid, cualquier vecino pueda constatarlo personalmente.

Comenta esta noticia
Update CMP