18 de marzo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las especulaciones de la prensa espantan al "amigo íntimo" de la Reina Sofía

Demasiada presión, demasiados titulares y demasiado tiene encima la Corona ya como para no meter presión sobre el hombre que podría echar por tierra la imagen inmaculada de la Emérita.

Mucho se habló en su momento de la "amistad entrañable" que mantenían el viudo de la Duquesa de Alba, Alfonso Díez, y la Reina Sofía. Especulaciones que, según los especialistas en Casa Real como Jaime Peñafiel, no fueron más que eso, especulaciones malintencionadas que incluso provocaron daños notables en la salud de Alfonso Díez, preocupado por las habladurías.

Pues bien, parece que esa amistad íntima entre el viudo de la Duquesa y la Reina Emérita ya es historia.

Según señala Beatriz Cortazar en su videoblog Alerta Rosa de Chic, fueron precisamente esas especulaciones de la prensa rosa y los titulares que protagonizaron ambos los que han hecho que se haya puesto punto final a una amistad que comenzó cuando Cayetana de Alba estaba ya muy enferma y Doña Sofía llamaba a menudo para interesarse por ella.

Fue entonces cuando la Reina y el funcionario entablaron una relación de amistad en la que hablaban de sus cosas y "de sus películas", porque ambos son muy aficionados al cine.

Pero dice Cortázar que con la que está cayendo sobre la Corona entre unas cosas y otras, a la Casa Real ya solo le faltaba eso, y se optó por cortar por lo sano como se pudo comprobar en la reciente boda de Fernando Fitz-James Stuart y Solís, nieto de la Duquesa de Alba, y Sofía Palazuelo en el Palacio de Líria.

La Reina Emérita acudió al enlace en representación de la Familia Real pero durante el tiempo que estuvo (no se quedó al banquete) ni saludó, ni se cruzó, ni se encontró con el que fuera su "amigo entrañable". Certificación, según Cortázar, de que esa relación es historia.

Comenta esta noticia