El reglamento impide que otra mujer esté en la Mesa del parlamento valenciano

El sexo del presidente de Les Corts dicta a las formaciones políticas si su representante en la Mesa tiene que ser hombre o mujer.

El órgano rector del parlamento valenciano tiene cinco puestos. Todos los partidos excepto Vox tendrán su representante. Compromís pone al presidente, Enric Morera. Y según las normas de paridad recogidas taxativamente en la reforma de 2015 del Reglamento de Les Corts, si el presidente es hombre la vicepresidencia primera ha de ser mujer. Y así sucesivamente, en cremallera.

Esa vicepresidencia primera va a ser para una mujer, y en este caso además, socialista, dado que el pacto principal de legislatura es el que van a suscribir Compromís y PSPV. La coalición pone al número 1 de la institución, y su socio, al número 2. La elegida para tal honor es la consellera de Territorio y Vivienda en funciones María José Salvador.

Salvador desplaza del puesto a Carmen Martínez, que se va de adjunta al síndic, junto a Alfred Boix y Sabina Escrig. Se da la circunstancia de que la pareja de la nueva vicepresidenta en la vida real, es el responsable del turismo de la Comunidad Valenciana, Francesc Colomer, que fue efímero presidente de Les Corts en 2015, hasta que tuvo lugar la firma del Pacte del Botànic que le dio el cargo a Morera.

Según Manolo Mata -que volverá a ser el primer portavoz socialista- la labor de Salvador ha sido premiada porque ha sido "espectacular, con unas leyes que las futuras generaciones agradecerán". Sin embargo hay quienes en Les Corts creen que simplemente se le ha despejado fuera del Consell.

En Compromís, por cierto, seguirá siendo síndic Fran Ferri, con Juan Ponce, Mònica Àlvaro y Aitana Mas como adjuntos. Escrig en el PSPV y Mas en Compromís son nuevos en el cargo. En Ciudadanos escoltarán a Toni Cantó tres mujeres: Ruth Merino, Merche Ventura y Yaneth Giraldo. Y en el PP a Isabel Bonig sus compañeros Eva Ortiz, Elena Bastidas y Miguel Barrachina.

Pero volviendo a la Mesa, la vicepresidencia segunda, que es para el PP por ser el grupo con más escaños de la oposición, tenía que ser obligatoriamente en aplicación de la norma reseñada para un hombre. Jorge Bellver será el eslabón popular en esta cremallera.

La secretaría primera, con esa misma lógica, es para la tercera pata del Botànic, que ha de ser representada por otra mujer. Lo que deja la secretaría segunda para un hombre de Ciudadanos.

Toni Cantó quería en ese puesto a la hasta ahora diputada provincial en Valencia Mamen Peris, pero su condición de mujer le ha acabado perjudicando por aplicación de una norma que teóricamente pretende lo contrario. Para el cargo ha sido designado finalmente el criminólogo y funcionario -y ahora también diputado- Luis Arquillos.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP