19 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Peugeot Rifter Long, la alternativa inteligente a los SUV

La versión de carrocería larga del vehículo más versátil de su gama ofrece 7 plazas aptas para cualquier talla con un maletero utilizable. Su conducción es mucho más satisfactoria.

Con el Peugeot Rifter Long la modularidad y el espacio de carga llegan a un nuevo nivel, ya que gracias a sus 35cm extra de longitud, que también suponen crecimiento de batalla,  permite  transportar objetos de hasta 3,05 metros de longitud, con un suelo totalmente plano gracias a la configuración de los asientos, que son totalmente retráctiles y desplazables en su tercera fila, y sin renunciar a la conducción de un coche que se fabrica sobre la plataforma EMP2 del Grupo PSA, la misma que utilizan el 3008 y el 5008, con todo lo que ello supone a nivel de seguridad y dinamismo así como de dotación tecnológica. 

Estos atributos le permiten a la vez competir en la categoría de monovolúmenes familiares, ya que este coche es en realidad un turismo con muchas caras. Su estética es innegablemente atractiva, y ningún usuario podrá sentir que está conduciendo un modelo comercial, ni por fuera, donde su capó elevado, su voladizo corto y sus molduras laterales le otorgan mucho atractivo y personalidad, ni por dentro, donde el Peugeot iCockpit, la pantalla capacitiva de 8 pulgadas y la calidad percibida le sitúan al nivel de cualquier berlina generalista. Y con la misma ergonomía y confort.

 

Los últimos avances técnicos de la marca están disponibles en el Peugeot Rifter Long, construido sobre la plataforma modular más avanzada de PSA. Así, ayudas como el freno de estacionamiento eléctrico o el regulador de velocidad activo, que mantiene la velocidad programada y adapta la distancia con el vehículo precedente hacen que la conducción sea mucho más relajada. Puede disponer, además, del sistema de reconocimiento de límites de velocidad, la alerta activa de cambio involuntario de carril (ALDW), el Active Safety Brake, que entra en funcionamiento si se detecta un riesgo de colisión, o el sistema de navegación 3D Peugeot Connect NAV.

Dado que compite con los SUV, el Rifter Long también tiene algunos atributos para circular fuera del asfalto con cierta soltura. Así, sus 18cm de altura libre al suelo se completan con el Advanced Grip Control y el Hill Assist Descent Control, que mantiene automáticamente una velocidad óptima en pendientes pronunciadas. Con esa mentalidad en la cabeza, este modelo además irá un paso más allá y tendrá una versión camperizada por Tinkervan, ofreciendo a los clientes amantes de las escapadas a la naturaleza una versatilidad a la que ningún SUV puede acercarse.

 

Por menos de 5.000 euros, acercando este tipo de vehículos a un público mucho más amplio, el Rifter más grande es capaz de ofrecer dos espacios de vida diferenciados: un dormitorio en el maletero y la fila trasera y un pequeño salón gracias a la mesa plegable y los asientos giratorios de la parte delantera. Y Peugeot está trabajando con el preparador oscense para que haya también una versión con el techo elevable y ofrecer así un tercer espacio con la cama superior, siendo pioneros en el segmento en esta iniciativa.

Con tres motorizaciones diésel y dos gasolina de entre 100 y 130CV y a la venta con los mismos acabados que el Rifter Standard: Access, Active, Allure y el tope de gama GT Line, el precio de partida del nuevo Peugeot Rifter Long es de 16.900 euros, una tarifa tan inteligente y racional que costará resistirse a ella.

Comenta esta noticia
Update CMP