05 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias saca su versión más dura para esconderse del escándalo en Baleares

Pablo Iglesias durante su intervención en el Congreso

Pablo Iglesias durante su intervención en el Congreso

El vicepresidente del Gobierno no ha explicado las razones que han llevado a su formación a negarse a investigar lo ocurrido en los centros de menores de la comunidad donde gobierna.

Pablo Iglesias ha mostrado su lado más agresivo para intentar esconder su inacción ante el escándalo de las niñas tuteladas en Baleares que han sido víctimas de abuso sexuales y prostitución. Todo ello después el gobierno de aquella comunidad, en el que se encuentra su formación junto a PSOE y Mes se haya negado a abrir una comisión de investigación al respecto.

Así, en la sesión de control al Gobierno celebrada este martes, se ha vivido uno de los momentos más broncos cuando tanto la representante del PP, Margarita Prohens, como la diputada de Vox, Mireia Borrás, han reprochado la actitud de la izquierda en este caso, en concreto, obstaculizando una investigación sobre el tema.

 Por ello, y para evitar explicar las razones que han llevado al Gobierno balear a rechazar esta investigación y lejos de detallar lo que se ha hecho para que casos como estos no vuelvan a suceder, el vicepresidente del Gobierno ha sacado todo su repertorio de insultos y ataques contra PP y Vox y ha criticado que se le pregunte por este asunto asegurando que "creo que hay cuestiones en las que por salud democrática sería razonable que no se produjera una disputa política", lo que ha generado las risas en las bancadas en la que se sientan ambos partidos.

Además, Iglesias ha ido elevando el tono de su discurso, insistiendo en que "que estemos hablando de niñas prostituidas en Baleares y ustedes se descojonen en la Cámara revela muchos elementos a nivel moral".

Iglesias asegura que hay que intervenir

Así, ha insistido en que no cree "que ni uno solo de los 350 diputados de esta Cámara independientemente de su ideología tenga la más mínima duda de que hay que intervenir para que esta situación vergonzosa tenga que terminar. Creo que sus propios votantes se indignan al verles utilizar un elemento como este para hacer la más baja política".

Sin embargo, a pesar de sus palabras vehementes, lo único cierto es que hasta ahora tanto su partido como el PSOE no han querido investigar qué ha sucedido en Baleares para que haya menores tuteladas por la comunidad que han sido prostituidas mientras residian en instituciones públicas.

Comenta esta noticia
Update CMP