22 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La letra pequeña de la Operación Puerto abre viejas heridas del deporte español

Jesús España: "Si no se destapa la Operación Puerto seguiremos siendo cuestionados".

Jesús España: "Si no se destapa la Operación Puerto seguiremos siendo cuestionados".

Limpiar el nombre de los deportistas y dejar de ser cuestionados a nivel internacional es lo que intenta un grupo de atletas liderados por Jesús España a través de esta petición colectiva.

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a Eufemiano Fuentes y José Ignacio Labarta de los delitos contra la salud pública de los que les consideró culpables el Juzgado de lo Penal nº 21 de Madrid, pero ha dictaminado que las bolsas con muestras de sangre, plasma y concentrados de hematíes intervenidas durante la Operación Puerto se entreguen a la Real Federación Española de Ciclismo, a la Agencia Mundial Antidopaje, a la Unión Ciclista Internacional y al Comité Olímpico Italiano.

Las reacciones a la sentencia definitiva de la Operación Puerto

Esta sentencia, emitida diez años después de que se iniciara el proceso contra el mayor escándalo de dopaje en el deporte español, ha supuesto un trago amargo para los deportistas de nuestro país que por un lado respiran aliviados porque no se destruirán las 200 bolsas de sangre que podrían aclarar por fin quiénes eran los deportistas implicados en las prácticas ilegales; pero por otro, lamentan que el cabecilla de la red, Fuentes, pueda seguir ejerciendo la medicina deportiva. 

El mayor problema de la sentencia, más allá de la absolución a todos los responsables que se vieron implicados en la Operación Puerto, es que ésta llega demasiado tarde. Demasiado tarde para poder condenar con nombres y apellidos, esta vez demostrados, a los deportistas que con sus prácticas ensuciaron el buen nombre del deporte español.

La ley deja sin salida a los deportistas acusados injustamente

Aunque se produjeran las identificaciones, no se podría sancionar legalmente a los implicados porque las faltas ya han prescrito. El Código Mundial Antidopaje estable ocho años para poder sancionar y los tribunales abrieron la causa en 2006. Este retraso en el procedimiento ha levantado sospechas y ha indignado a muchos de los deportistas de nuestro país que se vieron implicados injustamente.

Un grupo de atletas liderado por Jesús España e integrado por Víctor García, Elena García, Arturo Casado, Mar Jover o Álvaro Rodríguez entre otros, pide, a través de una recogida de firmas en Change.org, que salga a la luz toda la verdad sobre la Operación Puerto para intentar recuperar la integridad en el deporte español. La única salida que les deja la justicia para conseguirlo es señalar y estigmatizar en la opinión pública a los auténticos culpables: los deportistas que se prestaron al dopaje. 

La intención de Jesús es que los "deportistas limpios" recuperen el respeto de la afición internacional y poder recordarle al mundo que sus éxitos han sido "frutos de la superación, del esfuerzo y del respeto hacia todos, sin engaños". 

 

Comenta esta noticia
Update CMP