21 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Torra se pone gallito con Sánchez por no atenderle tras meses de "idilio"

El president de la Generalitat ha reaccionado visceralmente a la negativa del presidente del gobierno en funciones de ponerse al teléfono este sábado.



Al president de la Generalitat, Quim Torra, no le sienta nada bien que le pongan los puntos sobre las íes y que le señalen la evidencia de que él está siendo el pirómano que ha encendido desde el primer día las violentas protestas con las que los independentistas han sembrado de caos y llamas Cataluña tras conocerse, el pasado lunes el fallo del Tribunal Supremo sobre el golpe secesionista del 1 de octubre de 2017.

Lejos quedan los tiempos en que el catalán visitaba La Moncloa y era recibido a cuerpo de Rey o Sánchez acudía a Pedralbes para que Torra pareciera un hospitalario jefe de Estado: ahora todo es tensión con escenas elocuentes al respecto.

Este sábado, Torra ha intentado sin éxito hablar por teléfono con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. Ni se le ha puesto al teléfono, mientras desde la Moncloa se le exigía al president, a través de una nota de prensa, que condenara la violencia sin ambages, algo que no ha hecho todavía. 

 

En la rueda de prensa de esta mañana, por ejemplo, se ha limitado a condenar la violencia con carácter genérico, poniendo en el mismo saco la violencia de los independentistas con la que ejercen, de manera legítima y en defensa del orden público y de la seguridad ciudadana, policías y mossos.

Tan mal le ha sentado quedarse colgado al otro lado del teléfono, que Torra ha enviado horas más tarde una carta a Pedro Sánchez, en la que rechaza que le dé "lecciones" contra la violencia, amén de asegurar que la negativa de Sánchez a hablar con él y contestar Moncloa a través de los medios es "una manera impropia de responder por un presidente de gobierno".

 

 

En un texto que Torra reproduce vía Twitter, el presidente del Govern le reprocha no haber contestado su llamada telefónica de este mismo sábado.

"Usted se niega a hablar con el representante de los catalanes y, aún peor, se niega a establecer ningún tipo de diálogo", dice Torra, que añade que "usted [Pedro Sánchez] no me ha de dar lecciones condenar y luchar contra la violencia porque yo, al igual que el movimiento independentista durante todos estos años, he luchado siempre y condenado siempre todas las violencias".

Las espadas entre La Moncloa y el Govern están más en alto que nunca. ¿Supondrá el final de los pactos de gobierno que el PSC mantiene en Cataluña con los independentistas en decenas de ayuntamientos e instituciones?

Comenta esta noticia
Update CMP