27 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Eduardo Inda defiende el pin parental con esta burla descarnada contra Sánchez

Inda, en una de sus presencias en La Sexta Noche

Inda, en una de sus presencias en La Sexta Noche

El periodista acude a televisión a atacar la injerencia educativa del Gobierno y lo hace con un desternillante performance para vacilar al presidente y a Isabel Celáa. Fue ésta.

El pin parental sigue dando mucho juego, y las tertulias televisivas han visto ahí un filón que explotan. Aunque no siempre las cosas salen como probablemente quieran algunas de ellas, muy volcadas en defender la idea del Gobierno de prohibir la participación de los padres en la educación extraescolar de sus hijos.

En ese sentido, quizá las cosas no le salieron a La Sexta Noche como hubiera querido, por mor de la hilarante intervención de uno de sus contertulios más célebres, el periodista Eduardo Inda, que se marcó una cuidada performance para reventar los planes del Gobierno.

Lo hizo sacando sendas fotografías del presidente, Pedro Sánchez, y de la ministra de Educación, Isabel Celáa, para a continuación lanzar este desternillante mensaje:

"Hijos míos, vuestra madre no es la persona que creíais, sino que es Isabel Celaá. Y tengo que deciros, hijos, que yo no soy vuestro padre. Vuestro padre es Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno", dijo con sorna para caricaturizar la intentona gubernamental.

 

Y luego ya explicó por qué es a su juicio muy razonable que los padres participen y autoricen o no la presencia de sus hijos en charlas, talleres y actividades extraescolares que no impartirían profesionales educativos del centro.

"El pin parental no se llama así. Es en realidad la autorización familiar que permite a los padres decidir si sus hijos acuden a una determinada actividad extracurricular. Si un señor va a la escuela a hablar sobre los toros y a defender la tauromaquia, los padres tienen así la opción de decidir si asisten sus hijos", aclaró Inda.

La polémica

La polémica, mientras, prosigue. El Gobierno ha anunciado que incluso acudirá a la Justicia para garantizar que todos los niños acudan a esas actividades y para evitar que sus progenitores tengan que conocerlo y dar permiso previsamente. "Los hijos no son propiedad de los padres", resumió con una frase polémica el objetivo la ministra Celáa el pasado viernes.

 

Comenta esta noticia
Update CMP