11 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La moción de censura fake de Casado y Abascal contra Sánchez incendia las redes

El mensaje "real" de El Mundo falso

El mensaje "real" de El Mundo falso

No era verdad pero lo parecía: el PP y Vox ya negociaban una fórmula para desalojar a Sánchez de Moncloa. Algunos le dieron pábulo y se montó la mundial en las redes.

 

 

 

Si no eres linchado en Twitter de vez en cuando, probablemente no eres nadie. Sirva la ironía para rebajar la importancia de los Autos de Fe que prácticamente a diario se ofician en la red social menos compasiva del planeta: si resbalas en ella, no cuentes con que nadie te ayude a levantarte, pero puedes contar con que haya cola para pisarte el cuello.

El "Merlosplace", que ha convertido al periodista Alfonso Merlos es pasto de la crónica rosa, con excesos e injusticias por doquier, parece haber estimulado a su vez una cierta fijación por Javier Negre, el periodista que le entrevistaba para su canal de Youtube cuando se registró la ya famosa imagen de Alexia Rivas cruzando por allí como Dios la trajo al mundo.

Y claro, no le pasan una, especialmente si es tan cantosa como la última: el influencer retuiteó una supuesta exclusiva de El Mundo que revelaba una conversación entre Pablo Casado y Santiago Abascal para interponer una moción de censura a Pedro Sánchez; apoyando además la medida y deseando que Inés Arrimadas, de Ciudadanos, se sumara.

El problema es que ese mensaje no era del periódico dirigido por Francisco Rosell, sino de un usuario anónimo que la había creado (ya ha sido anulada) para parodiar al rotativo: ni El Mundo había dado esa noticia ni era cierta la conversación entre los líderes de PP y Vox. Y claro, le cayó la mundial, nunca mejor dicho, hasta el punto de saltar la cosa al mismísimo Sábado Deluxe:

 

 

Pero Negre no se quedó callado, que no es su costumbre, y respondió al engorroso episodio restándole importancia y explicando que efectivamente picó, como tantos otros usuarios de la red social:

 

 

Como la cuenta de parodia ya no existe, que Twitter es muy rápida cuando quiere y muy confusa casi siempre, recordemos el origen de todo, no sea que alguno de los lectores de este espacio también picara y replicara en su perfil el mensaje en cuestión: aún está a tiempo de borrarlo, con esa cara de "tierra trágame" que de cuando en cuando se nos pone a todos al navegar por la actualidad:

 

 

Habrá que ver si las redes son igual de implacables siempre con los patinazos ajenos. Pero ésa es otra historia y este patinazo, la verdad, merece ser señalado: los controles de calidad, antes de airear contenidos, son imprescindibles.

Comenta esta noticia