15 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Mazda CX-3, más que una actualización estética

Mazda ha presentado en primicia mundial la versión 2018 de su modelo Mazda CX-3 2018 dentro del Salón del Automóvil de Nueva York, que ha mostrado multitud de novedades del mundo del motor.

El nuevo Mazda CX-3 es la apuesta SUV para el segmento B de la marca nipona. En este segmento tan competido, ha conseguido convertirse en una alternativa muy interesante gracias a su estética moderna, un buen nivel de equipamiento y un comportamiento global de marcha notable.

Este nuevo vehículo posee un diseño Kodo más evolucionado, motores Skyactiv que han evolucionado y un equipamiento más amplio de tecnologías de seguridad i-Activsense. Saldrá a la venta en Europa en torno al verano y desde la marca esperan que siga la estela del éxito del modelo actual. Es la segunda puesta al día que Mazda hace de este modelo desde su lanzamiento en 2015.

La parte interior sigue las mismas pautas del exterior, un diseño moderno y tecnológico pero sin grandes excesos, con un aspecto elegante. El puesto del conductor tiene lo que promete: buena calidad de acabados y confort. La sensación es más de un turismo al uso que de un SUV.

El nuevo Mazda CX-3 cuenta con un maletero de 350 litros, que pueden ampliarse hasta los 1.260 con los asientos traseros abatidos. Como contrapunto, el plano de carga queda demasiado elevado para cargar los paquetes.  

Entre los cambios exteriores, llama la atención la parrilla delantera de nuevo diseño, la opción del tono de carrocería Soul Red Crystal y unas nuevas llantas de aluminio de 18 pulgadas. En el interior, destacan novedades como un reposabrazos central, un freno de estacionamiento eléctrico con función de autorretención y varias mejoras en los sistemas de seguridad i-Activsense; por ejemplo, con un nuevo asistente de retenciones de tráfico (en combinación con la transmisión automática Skyactiv-Drive) o los grupos ópticos LED matriciales. 

El motor diésel Skyactiv-D del Mazda CX-3 2018 incorpora  mejoras que cumplen las normas de emisiones EURO 6d-Temp, incluidas las pruebas de emisiones en condiciones reales de conducción (RDE). Se ha rebajado la temperatura de combustión, gracias entre otras medidas a un aumento dela cilindrada del propulsor para obtener unas emisiones brutas de NOx más bajas. Un catalizador de almacenamiento de NOx reduce el contenido residual de óxidos de nitrógeno del escape hasta los niveles exigidos por la norma Euro 6d-Temp. 

Igualmente, se han introducido algunas mejoras en los motores de gasolina Skyactiv-G, con el fin de reducir  más las emisiones de partículas frecuentes en los motores de gasolina de inyección directa. Incluso sin filtro de partículas, el motor de gasolina Skyactiv-G cumple los requisitos de emisiones de la norma Euro 6d-Temp, que contempla una prueba de las emisiones de partículas en condiciones reales de conducción. 

El Salón del Automóvil de Nueva York está abierto al público desde el pasado 30 de marzo y concluirá el próximo 8 de abril de 2018.

Comenta esta noticia
Update CMP