19 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT
  • Saúl Ortiz

    El Coso Rosa

    Repaso con agilidad torera los embistes de diestro y siniestro sin que me tiemble el estoque, con el que me enfrento a los morlacos bravos y a los mansos. Me gustan las tardes de gloria, aunque a veces la vuelta al ruedo sea, más bien, una desvergüenza. Entraré siempre a matar aunque antes me deba persignar.

El empresario Julio Iranzo presenta la nueva edición de Miami Fashion Week

Julio Iranzo es presidente de la Miami Fashion Week

Julio Iranzo es presidente de la Miami Fashion Week

El próximo 31 de mayo arranca en Miami la nueva edición de la segunda pasarela de moda más importante de los EEUU. Y tiene sabor español. El empresario Julio Iranzo es el responsable.

Mirándole a los ojos se observan felicidad e ilusión. Esa sensación de estar haciendo lo correcto. Y disfrutando, aunque el cansancio asome también por la mirada. Julio Iranzo es un empresario cuya meteórica carrera le ha llevado a enrolarse en aventuras tan dispares como producir la exitosa obra teatral Sofocos o hacer moda con los edificios, su otro arte. Porque este español que roza los cuarenta no tiene descanso. Desde hace dos años es el presidente de la Miami Fashion Week y ya la ha convertido en el segundo acontecimiento del mundo de la moda más importante de los Estados Unidos, solo por detrás de la Pasarela de Nueva York. Algo que refleja el informe Nielsen. Un reto que Iranzo ha afrontado con la serenidad y confianza del que se emplea a fondo. No es para menos, después de que la Asociación de Diseñadores Americanos les haya incluido en el calendario de los eventos más importantes de la moda, entre los que, en efecto, se encuentra Milán o Nueva York. 

Julio posa para ESdiario en su casa de Madrid donde nos presenta la nueva edición de Miami Fashion Week

Julio llega puntual a nuestra cita. Aunque se confiesa un recién llegado al mundo de la moda, su outfit imprime carácter y sobriedad. Me recibe en su casa desde la que se divisa un Madrid que, desde el cielo, parece cincelado. Julio no tiene prisa aunque observa con intranquilidad a Rafa Ríos, de MrRios&MrToth, con la necesidad de ultimar detalles. En pocas horas vuela a Miami para organizar los eventos que completan la semana de la moda que dará comienzo el próximo 31 de mayo. Quiere seguir marcando la diferencia. Y lo está consiguiendo.

"Queremos ser una plataforma de ayuda porque creemos que contribuir en la sociedad también es importante"

La prensa internacional destaca la capacidad de desarrollar proyectos bajo el paraguas de Miami Fashion Week: "Queremos ayudar, contribuir a la sociedad. Por eso celebraremos una gala benéfica cuya recaudación irá destinada a una fundación de Miami -que dirige su ayuda al hospital de niños de la ciudad- y otra de España -en la que se encuentra Antonio Banderas y que se centra en el apoyo a niños sin recursos que quieren seguir formándose- que están vinculadas con la formación, la enseñanza, el aprendizaje y siempre basada en la meritocracia de los estudiantes. Queremos ser una plataforma de ayuda porque creemos que contribuir en la sociedad también es importante. Y, por otro lado, hemos creado unas masterclass que se realizarán durante la semana en la que importantes ponentes relacionados con la industria de la moda analizarán cómo sostenibilidad y moda deben caminar juntos". 

Frontrow de la edición anterior de Miami Fashion Week con Antonio Banderas, Laura Ponte o Fabiola Toledo entre otros

Antonio Banderas suena en dos ocasiones durante nuestra charla. Julio reconoce sentirse inmensamente orgulloso de contar con él como Presidente de Honor de la Miami Fashion Week. A él dedica un reconocimiento que va más allá de su incuestionable éxito como cineasta y empresario textil: "Es un hombre con el que me siento realmente identificado. Es infatigable y contagia de ilusión cada proyecto en el que decide colaborar. Es enérgico y está entregado, por lo que está confirmada su presencia en esta edición también". No estará solo. Ya hay confirmaciones de algunos rostros nacionales e internacionales que también apoyarán la Miami Fashion Week en la que, sobre la Pasarela, también habrá representación española: "Este año desfilarán Ágatha Ruiz de la Prada y Custo Dalmau. Dos de nuestros diseñadores más influyentes, cuya moda es clave para entender la evolución de nuestro país. Ambos impactan mucho y son muy apreciados en el mercado americano".

Pero también habrá sitio para la innovación y la creatividad. Julio apuesta por los jóvenes diseñadores, a quienes dará la oportunidad de mostrar sus creacciones: "Para nosotros es algo fundamental. Queremos hacer una mezcla entre diseñadores consagrados y jóvenes talentos. De hecho, tenemos un acuerdo para que diseñadores que han sido premiados en otras pasarelas centroamericanas y sudamericanas puedan venir a Miami Fashion Week para presentar sus diseños". 

"Queremos convertir Miami Fashion Week en la primera pasarela resort del mundo"

Es la mejor opción. La perfecta combinación entre lo emergente y lo consolidado. Un acierto indiscutible de Iranzo para una Pasarela que pretende "convertirse en la primera pasarela del mundo en moda resort, en la que los que acudan vayan a encontrarse un única colección. La organización está haciendo una labor espectacular para conseguirlo". Y lo lograrán, sin duda alguna: "Lo mejor es que la gente pueda venir a conocer la pasarela y a descubrir que se pueden hacer cosas muy diferentes".

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Wolverhamton University (Reino Unido) y formado, además en IE Business School, Julio Iranzo comenzó su carrera en el departamento de Banca Privada Inmobiliaria en Banco Inversión, perteneciente al grupo alemán HVB, para en 2005 empezar desarrollando su actividad como empresario con proyectos inmobiliarios en Berlín, Madrid y Varsovia. 

Socio fundador de Avellanar, dedicada al desarrollo de proyectos residenciales en la Costa del Sol y Madrid, la labor de Iranzo ha conseguido un crecimiento exponencial para la compañía, pasando a todos los efectos de lo que en origen era una pyme a la categoría de las grandes empresas. “Le pongo mucho tesón e ilusión al trabajo y  trato de ser orfebre de mi propio proyecto, siendo meticuloso y cuidando el detalle. Lucho por añadir valor a las cosas”, asegura. 

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia