18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Con el año nuevo, cualquier equipo pueda llevarse a dos jugadores de época

Sergio Ramos y Leo Messi, en un enfrentamiento personal durante un Madrid-Barça.

Sergio Ramos y Leo Messi, en un enfrentamiento personal durante un Madrid-Barça.

Tanto Leo Messi como Sergio Ramos pueden ya negociar con cualquier equipo, ya que concluyen contrato el 30 de junio y aún no han renovado con Barcelona y Real Madrid.

Han pasado poco más de 40 horas desde que dimos la bienvenida al tan esperado 2021 y quién sabe si Leo Messi o Sergio Ramos han recibido ya alguna oferta de cara a su futuro. Porque, según dictan los estatutos de la UEFA, cualquiera de los dos, los dos incluso, pueden ya negociar con cualquier club que no sea el suyo. Messi concluye su millonario contrato con el Barcelona el próximo 30 de junio, misma fecha en la que expira el también importante acuerdo que Sergio Ramos mantiene con el Real Madrid. Por tanto, ambos jugadores son libres de negociar con el club que les quiera. 

Son casos muy diferentes. Messi ya quiso irse del Barcelona en verano y, aunque con Bartomeu fuera del club hay alguna opción de que se quede, en su entrevista con Jordi Évole afirmó que no tiene ninguna decisión tomada y que, de hecho, hasta junio no tomará partido. A finales de este mes de enero se sabrá quién es el próximo presidente del Barcelona, aunque ninguno parece incómodo con la tesitura de que el argentino abandone el club, toda vez que eso supondría un ahorro de 100 millones de euros en las penosas arcas blaugranas. 

En realidad, solo parece haber dos alternativas a la permanencia de Messi en el club. Únicamente los petrodólares del PSG y del Manchester City parecen capaces de convencer al argentino de reencontrarse, en un caso con Neymar y en el otro con Guardiola. Como última opción, y según reconoció el propio Messi en La Sexta, estaría jugar en la MLS norteamericana, aunque se supone que esa aventura siempre sería después del Mundial que se celebrará en Qatar el próximo año, su última oportunidad para emular al desaparecido Maradona.  

En el caso de Sergio Ramos, la historia se repite. En la última renovación del central sevillano ya hubo controversia y tanto el Manchester United como una oferta procedente del fútbol chino mantuvieron al madridismo en vilo. Ramos, con 34 años, uno más que Messi, espera poder firmar su renovación por 2 años, mientras en el Real Madrid se aferran a su política de no ofrecer más de 1 año de contrato a los jugadores que pasan de los 30. 


Conversación Ramos-Florentino

Lo más seguro es que Ramos y Florentino Pérez, en conversación directa y sin intermediarios, cierren próximamente el acuerdo, pero los días pasan y, de hecho, ya podría haber ofertas por el central de Camas, más fuerte físicamente que nunca y con una madurez que le hace estar presente en la lista de los mejores centrales del momento. 

En el Real Madrid, por si acaso, están atentos a lo que pueda suceder con Alava, el central austriaco del Bayern de Munich, que rechazó la oferta de renovación del club bávaro y que el 30 de junio cambiará de equipo con toda seguridad. 

En el propio club blanco hay otros dos jugadores, Modric y Lucas Vázquez, que están en la misma situación que Sergio Ramos, si bien su continuidad parece algo más garantizada que la del central de Camas. 

Comenta esta noticia
Update CMP