20 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El juez Marchena echa abajo el circo que Tardá quería montar en el Supremo

El presidente del Tribunal le ha impedido declarar en catalán y le ha cortado en seco cuando ha tratado de dar un mitin proclamando que “este juicio está inspirado en una venganza”.

Como se temía, la octava sesión del juicio sobre el 1-O protagonizada por las declaraciones testificales de los dirigentes políticos ha arrancado de manera  abrupta. No han transcurrido más de cinco minutos de la sesión, cuando el presidente el tribunal, Manuel Marchena, ha tenido que interrumpir por primera vez al diputado de ERC,Joan Tardá, que portaba un lazo amarillo, y que ha intentado responder en catalán a la acusación popular que ejerce Vox.

"Vull dir que jo parlaré en catalá a las preguntes de Vox...", ha comenzado Tardá en su respuesta al letrado de Vox, Pedro Fernández, por lo que Marchena le ha frenado para recordarle que, como testigo, "tiene la obligación de emplear la lengua oficial del foro del lugar donde se desarrolla el juicio". "Otra cosa es que sala haya concedido el derecho a los acusados a expresarse en su lengua, lo que han rechazado", le ha explicado el presidente de la Sala antes de recalcar que no tiene derecho a contestar en catalán.

Segundos después, Marchena ha vuelto a detener la testifical cuando el parlamentario ha comenzado, en castellano, con el siguiente mensaje: "Este juicio está inspirado en la venganza". El presidente del tribunal, que antes de llamar a Tardá ya había advertido de que no admitiría valoraciones o la expresión de opiniones políticas, lo ha interrumpido para recordar que se ha puesto al servicio de la administración exclusivamente para el esclarecimiento de los hechos.

El 1-O, uno de los días "más emotivos" de su vida

En su declaración, Tardá ha reconocido su participación en el cerco a la Consejería de Economía del 20 de septiembre y ha dicho que se enteró de la convocatoria "en un taxi", por la radio. Según ha dicho, el referéndum ilegal del 1-O fue uno de los momentos más "emotivos de su vida".

El magistrado también ha llamado la atención a Vox porque sus preguntas no "se centraban en los hechos". "Le está pidiendo (a Tardà) que valore comportamientos ajenos y así desnaturalizamos el contenido de la testifical... No existe el testigo opinante", ha zanjado el magistrado.

Lo mismo ha ocurrido minutos después ante las preguntas de Andreu Van den Eynde, abogado defensor de Oriol Junqueras y Raül Romeva, quien ha hecho constar su protesta ante el tribunal.

Marchena le había advertido: "No ha sido llamado Tardà para que cuente los métodos de ERC para luchar por su ideario político, estamos exclusivamente enjuiciando lo que el fiscal y las acusaciones atribuyen a los acusados. No le preguntamos por el ideario de ERC en la lucha por el objetivo político legítimo de conseguir la independencia".

 

.

Comenta esta noticia
Update CMP