23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Navarra hunde la campaña del PSOE contra Ayuso: ya va mucho peor que Madrid

La presidenta de Navarra, María Chivite.

La presidenta de Navarra, María Chivite.

La Comunidad Foral protesta y atribuye su escalada a que el Gobierno de la socialista Chivite es demasiado transparente en los datos y que tal vez el resto de comunidades no lo son tanto.

A Navarra no le gusta haberse convertido en el farolillo rojo y ser el foco de atención en lugar de Madrid -o al menos compartirlo-. 

La Comunidad Foral, gobernada por el PSOE, es ya la región con mayor incidencia acumulada de casos en los últimos siete días, con una tasa de 299 contagios por cada 100.000 habitantes. Mientras la curva madrileña desciende poco a poco y se sitúa en 293 casos. 

Es más. Según los últimos datos enviados al Ministerio de Sanidad, la positividad en las pruebas PCR también sigue al alza en Navarra y se coloca en el 13%, una tasa que no había estado tan alta en las dos últimas semanas, desde el 20 de septiembre.

El Gobierno de María Chivite optó primero por repetir machaconamente que la situación de Navarra "no es comparable" a la de Madrid, pero en las últimas horas la contundencia de las cifras está siendo demoledora para su argumentario.

Ante esa contundencia, el Gobierno de María Chivite ha optado ahora por argumentar que el problema de Navarra es su exceso de celo y de transparencia con los datos que envía a Sanidad frente al oscurantismo de otras comunidades. 

Según su consejera de Sanidad, Santos Induráin, en la Comunidad Foral "afloramos prácticamente todos los casos que hay y por eso nuestra incidencia es más alta". La consejera insinuó que sus cifras tienen "gran nivel de fiabilidad" frente a las de otras comunidades "¿Somos los más altos y en hospitalización y camas UCI estamos en la mitad de las tablas? No es lógico", añadió. Aunque después señaló que no quiere entrar en "guerras de datos". 

El Gobierno de Chivite ha cerrado las localidades de Falces, San Adrián, Peralta y Funes, aunque se resiste a hacerlo con Pamplona y Tudela. 

Para el PSOE es una mala noticia que la realidad desvíe la atención de Madrid. Este lunes su secretario de Política Territorial, Santos Cerdán, que además es diputado por Navarra, afeaba a Isabel Díaz Ayuso su resistencia a acatar las decisiones de Sanidad cuando su compañero de partido y presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, no lo ha dudado a la hora de confinar León y Palencia. 

Comenta esta noticia
Update CMP